FICHAS DE PLANTAS   /   BULBOSAS   /    GUÍA PRÁCTICA   /    CONSEJOS   /    CUIDADOS   /    PLAGAS

Plantas muy delicadas



Cuidados de cultivo cotidiano


En realidad existe una amplia variedad de plantas que se pueden seleccionar para destinarlas en la decoración de interiores, pero no todas prosperarán si no se les ofrece un ambiente adecuado.

Algunas se encuentran entre las más bellas que nos brinda la madre naturaleza, aunque también son de las más delicadas.

Son plantas que gozan de unas espectaculares hojas como la Aphelandra, la Adiantum con sus gráciles frondes, los caprichosos dibujos de las Calatheas, de intenso color como la Chrysothemis o el caprichoso colorido de los Caladium.

En general,casi todas son naturales de las selvas tropicales, donde la humedad ambiental es tremendamente elevada en todos los periodos del año, algo que en el interior de una vivienda no se puede dar jamás.

Ofrecen un deslumbrante follaje, pero a cambio tendremos que ofrecerles unos cuidados mínimos, principalmente en verano.

No siempre es posible contar con un invernadero donde controlar la temperatura y la humedad, de forma que las plantas vivan en un espacio lo más parecido a su lugar de procedencia.

Proporcionarles en lo posible unas condiciones que se más se equiparen a las propias de su lugar de origen, dependerá que sobrevivan durante mucho tiempo.

Los ejemplares de pequeño tamaño como la Pteris, Soleirolia, Nertera, Pellaea, Fitonia, Hypoestes, Selaginella, Fittonia, Pellionia y otras análogas se encontrarán como en su ambiente natural si se cultivan en jardines de botella, urnas o terrarios.

En esas situaciones de aislamiento, donde se pueda concentrar una elevada cantidad de humedad y una temperatura estable y constante será la opción más adecuada para disfrutar de ellas en interior.

Hay que ser conscientes que cualquier pequeño descuido en la temperatura o la falta de humedad puede acabar casi de golpe con estas plantas tan delicadas.

Uno de los primeros síntomas que muestra cualquier planta de interior son las hojas con las puntas secas.



Episcias
Pellaea rotundifolia
Pellionia pulchra


Calathea veitchiana
Anthurium scherzerianum
Selaginella martensii


Adiantum capillus
Medinilla magnifica
Dizygotheca elegantissima


  Aphelandra squarrosa
Caladium bicolor
Soleirolia soleirolii



Toda vez que ya tengamos en casa alguna planta de estas características y luego de tener un lugar apropiado, es preferible cultivarlas cerca unas de otras, de este modo la atmósfera se saturará de la humedad que necesitan.

A la hora de regar es importante no emplear agua del grifo, ya que por lo general contiene exceso de cal. Lo ideal es regar en lo posible con agua destilada o de lluvia, ligeramente atemperada.

Que el ambiente tenga que ser altamente húmedo no quiere decir que el sustrato o el suelo tenga que estar empapado, únicamente húmedo.

En este caso el disponer de un humidificador es excelente, el se encargará de mantener la humedad constante.

La lista de plantas que se muestran en esta página son las más sensibles al calor y a la falta de humedad.

Por lo tanto, son las que mayor quebraderos de cabeza pueden darnos a la hora de cultivarlas en una vivienda si no reciben un buen aporte de humedad.

Si se consigue emplazar las plantas de naturaleza más delicada en un entorno apropiado, contaremos con un pequeño vergel en nuestro hogar.





Caída de las hojasJardines en botellaPlantas acidófilas ➤