--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Proteger las raíces


La raíz es la parte más sensible de la planta, una vez dañada a consecuencia de una helada tiene muy pocas posibilidades de recuperarse; en interior, ese peligro no existe.
Si las raíces están a salvo de las heladas, lo estará toda la planta.
Aunque pueda parecer que la maceta protege a las raíces del frío, está lejos de ser cierto, ya que la maceta descansa directamente sobre el suelo donde se mantiene el frío de las heladas y está en contacto con el agua acumulada de la lluvia.
Pero por otra parte es también más fácil de poner soluciones: forrando los contenedores con un material aislante y usar unas calzas bajo los tiestos.

Existen unos elementos conocidos como pies de maceta que están hechos de barro o de cualquier otro material y que sirven para calzar las macetas, de forma que no descansen directamente sobre el suelo.


Se puede fabricar de modo casero estos pies, colocando debajo de los tiestos tres o cuatro tacos gruesos de madera, a igual distancia.
Cuanto mayor es el ejemplar, mejor asentado está y más fuerte y resistente es, en cambio, las plantas pequeñas deben colocarse sobre repisas o cualquier tipo de soporte, siempre de un material cálido.
Un gesto tan simple como colocar las plantas al resguardo de una pared o elevar los tiestos, puede ser suficiente para preservarlas.

Si hay que proteger las plantas en el exterior de las heladas, es transcendental, proteger los ejemplares que se encuentran ornamentando el interior; la calefacción en este periodo, hace tantos estragos en nuestras plantas como la fase tórrida del verano.
 
Los focos de calor secan demasiado el ambiente, restando la humedad ambiental tan importante para ellas, además, las altas temperaturas molestan a las plantas en su periodo de descanso.
 
Los ejemplares que están en plena floración en este momento, resistirán perfectamente el frío, es más, lo requieren. Ahora bien, cuando se encuentren en el exterior y si se avecina una helada, no estará de más protegerlas un poco.

Dentro de casa el suelo está muy frío, lo que produce un contraste entre la temperatura que soportan las raíces y la parte aérea, por ese motivo es mejor colocar la maceta sobre un plato o una pequeña plancha de corcho.

No hay que descuidar el riego, aunque mínimo, también las plantas lo necesitan, no es connivente hacerlo en los días que hiela para que el sustrato no se congele dañando muy severamente a las raíces.

En esta fase del año donde prolifera el mal tiempo, podemos encontrar un buen número de plantas para decorar el jardín, la terraza o el interior de nuestro hogar.

Entre las plantas tradicionales de esta etapa fría, encontramos algunas capaces de permanecer en el exterior soportando sin contratiempos las bajas temperaturas, entre otras podemos citar: la Col ornamental, Erica, Calocephalus, Ciclamen, Pernetia, Gaultera, Esquimia, Rododendros, Jazmín de invierno, Brezo, Pensamientos, la Flor de Pascua, Heleboro, etc.
Todas ellas pueden aguantar un tiempo en el interior si se les ofrece un lugar fresco y muy luminoso.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin