INICIO                 / FICHAS DE PLANTAS   /   BULBOSAS   /    TRUCOS   /    CONSEJOS   /    CUIDADOS   /    AROMÁTICAS   /    PLAGAS    /    APUNTES /



CRASSULAS  /   ECHEVERIAS /   HAWORTHIAS  /   SEDUMS   /   SENECIOS




Plantas felices




Evitar errores en el cultivo de las plantas



Ya queda poco para que la primavera despliegue su alegre colorido con la inmensa abundancia de plantas con floraciones de animados colores.

Cuanto más se sepa sobre las necesidades de un ejemplar mayor será la esperanza de acertar en su cultivo.

Las plantas cultivadas acertadamente serán plantas felices y se desarrollarán de manera exuberante.

Lo mejor es preguntar en el centro de jardinería donde compremos la nueva o nuevas plantas, consultando que cuidados debemos procurarles. Los vendedores expertos estarán encantados de ayudarnos.

Primero hay que saber el nombre del ejemplar, no solo el nombre común sino también el nombre botánico, esto servirá para buscar una información más detallada en caso de necesitarla.

Conviene averiguar acerca del riego, si se les puede mojar las hojas o no.
Si requiere de riegos abundantes o algo más moderados, consultar acerca del abonado y si necesitará podas suaves o profundas.

Hay que observar que algunas plantas como las Orquídeas, Bulbosas o Cactus tienen unas pautas algo distintas al resto en cuanto a sus atenciones.

Estas son las observaciones y cuidados más importantes en el cultivo para la mayoría de plantas.


Exceso de riego:

Un riego excesivo suele ser más perjudicial para las plantas que la falta de agua, ya que puede privar a las raíces del oxígeno que necesitan y provocarles asfixia.

Principalmente en terrenos mal drenados, en el caso de plantas de jardín.
Este principio sirve igual para las cultivadas en tiestos.

Para no equivocarnos, debemos regar las plantas cuando notemos que la superficie del sustrato está seca.

Una sustrato continuamente húmedo en exceso acarreará enfermedades por hongos, con lo que la vida de la planta se verá seriamente afectada.

Conviene tener en cuenta que hay especies que necesitan de ambientes con una alta humedad, esto se logra humedeciendo la habitación con un aerosol eléctrico o un spray manual.

Las plantas suculentas y cactus hay que regarlos con franca moderación.


Falta de agua:

Que las plantas reciban solo lo justo a la hora de regarlas, no significa que pueda resultar perjudicial esa "escasez" de agua, muy al contrario, se está actuando con una oportuna prudencia.

No obstante hay que cerciorarse de que las que están en contenedores hay que regarlas más a menudo, dado que se desarrollan en un medio con limitación de sustrato. En algunos casos corren el riesgo de quedarse antes sin agua.

Las plantas con falta de agua en poco tiempo comenzarán a dar señales de ello a través de su follaje.
Cuando están mal regadas durante largos periodos las hojas se desecan e incluso puede que no se recuperen nunca.

Eso sucede con las plantas muy pequeñas y amantes de tener una generosa humedad en el sustrato, pero no encharcamiento.

Cuidado con las plagas:


Hay que saber que aunque las hojas suelen ser las principales víctimas de las plagas, también las flores sufren las consecuencias: caída de pétalos, escaso tamaño, escasez de producción, deformaciones y manchas.

Las plagas pueden acabar con la floración en muy poco tiempo si no se tratan rápidamente.

Lo mejor es prevenirlas manteniendo unos hábitos de cultivo sanos como: eliminar las malas hierbas, retirar las flores marchitas, regar sin mojarlas, usar insecticidas y fungicidas de forma preventiva o cuando muestren los primeros síntomas.


Los fertilizantes o abonos:

Estos productos incluyen los macro y micronutrientes necesarios en una fórmula equilibrada.
De modo que si se aplican en la dosis y frecuencia indicadas, la planta debería ofrecer un aspecto saludable y un desarrollo optimo.

Unas plantas bien nutridas no solo se ven espléndidas, sino que también soportan mejor el estrés por frío o calor y son más fuertes ante un posible asalto de plagas o enfermedades.

Es muy importante seguir al pie de la letra las cantidades y respetar los tiempos de abonado que indique el fabricante.
Incluso en ocasiones es preferible quedarse ligeramente cortos en las dosis de abono.




Tiempo de trasplante ➤ Plantas ornamentales ➤ Plantas y la luz ➤ Reposo invernal ➤






Hoya Especies



Hoya Especies y variedades


Nombre común: Flor de cera - Planta de cera




Existen verdaderos enamorados de estas plantas de flores de intenso y peculiar perfume.

Esa devoción por ellas comienza cuando cultivan cualquiera de las especies y se dan cuenta de lo gratificante que resulta no solo verlas crecer y conformar soberbias plantas sino también por sus fascinantes floraciones.

Los aficionados a las Hoyas por lo general pueden reunir un buen número de ellas gracias a la facilidad de encontrarlas en el mercado convencional, aunque hoy en día es muy común adquirirlas a través de incontables páginas dedicadas a la venta de productos de jardinería en internet.

Muchas son especies naturales, pero otras tantas son fruto de hibridaciones que dan como resultado plantas más resistentes y hermosas.

No obstante, se puede decir que todos los componentes precisan de los mismos cuidados y atenciones.

Otra característica que las distingue se encuentra en sus floraciones, guardan una semejanza parecida y la fragancia de las mismas es siempre intensa y dulzona.


Hoya australis
Hoya carnosa 'Compacta'
Hoya calicina 'stargazer'


Proceden de zonas cálidas de Australia y de Asia, por lo que el calor es indispensable para cultivarlas.

Las Hoyas originan espléndidas plantas colgantes de las que muchas de ellas se pueden cultivar en interior, si bien las especies o variedades con hojas matizadas o moteadas requieren más caudal de luz para mantener el dibujo foliar.

A las Hoyas les gusta la humedad, pero la ambiental, es importante humedecer el entorno de estas plantas para que se encuentren perfectas, sin embargo en el caso del sustrato hay que mantenerlo siempre con cierta humedad pero sin empaparlo jamás.

El fracaso más común con el que se encuentran muchos cultivadores domésticos es perder una Hoya por ahogamiento de sus raíces.

En el apartado de los abonados deben ser también necesariamente mesurados. Hay que abonarlas durante toda la temporada cálida del año utilizando el mismo fertilizante que se emplea para las plantas suculentas.

Un eficaz abonado y un adecuado riego garantizará floraciones anuales seguras. En ocasiones son plantas caprichosas y no florecen en esa temporada si no se ha acertado en sus cuidados.

Es también frecuente si no reciben los cuidados apropiados que pierdan las flores aun antes de que estas lleguen a abrirse.


Hoya carnosa 'variegata'
Hoya lanceolata
Hoya kerrii


Al ser plantas que necesitan climas cálidos no soportan los inviernos fríos y mucho menos las heladas.

Los ejemplares que se encuentren el exterior es necesario acomodarlas en interior hasta la llegada de la primavera.

Durante la época fría del año hay que regarlas solo lo justo para que el sustrato no se seque del todo y no abonarlas en absoluto.

Hasta que el entramado de raíces no ocupe todo el interior del contenedor no es necesario pasarlas a un recipiente mayor. Estas plantas prefieren tener las raíces un poco apretadas.

Se reproducen en verano, empleando tallos de unos 10 cm de longitud, se le realiza el corte por debajo de un nudo y se le dejan solo las hojas altas, el extremo cortado se recubre con algún enraizante y se planta en una mezcla de buen sustrato y arena.

Los esquejes hay que mantenerlos a una temperatura de unos 23 ºC, cubiertos por una campana de cristal o una bolsa de plástico transparente, limpiando cuando se formen las gotas de condensación.


Hoya linearis
Hoya memoria 'gracilis'
Hoya mathilde






   Plantas muy delicadas ►   Sedum especies ►   Centros para decorar ►




Hoya mathilde



Sinonimia: Hoya mathilde


Nombre común: Flor de cera - Planta de cera 


Ir a Hoya Especies ➤






Esta Hoya fruto de un

Senecio fulgens




Sinonimia: Kleinia fulgens - Notonia fulgens


Nombre común: Senecio Coral


Otros Senecios ➤




El grupo formado por los Senecios nos ofrece plantas muy populares por su gran belleza y facilidad de cultivo.

Forman parte de la familia de las Asteraceae.

Produce gruesos tallos de 50 ó 60 cm de altura, alrededor de ellos crecen en forma de rosetas las alargadas hojas de naturaleza carnosa, lisas, sin pilosidad alguna.

Tanto las hojas como los tallos son de color verde grisáceo, aunque estos últimos tienden a adquirir una tonalidad ligeramente rojiza.

No es una especie que forme una mata excesivamente grande, lo más apropiado es cultivarla en macetas, jardineras o jardines de rocas.

Si se posee un jardín con pequeñas zonas delimitadas también puede resultar idónea.

El caso es que si se desea que participe en una reunión con otras plantas hay que conocer que todas tengan las misma necesidades de cultivo, no plantarla junto a especies que requieran de una humedad elevada, no son compatibles.

Los Senecios en general son plantas que no demandan de excesivos cuidados ni tampoco de riegos copiosos o demasiado regulares.

En el caso de esta planta gracias a su cualidad suculenta soporta bien periodos de riegos exiguos.

Conforma numerosas cabezas florales compuestas de diminutas flores de color naranja o rojo coral.

Las flores una vez se hayan secado hay que eliminarlas de la mata.

El periodo natural de floración es a finales de la primavera, pero puede sorprender con floraciones en otros periodos del año, obedeciendo a la climatología.

Con temperaturas cálidas durante muchos meses la mata puede mostrar floraciones intermitentes.

Le gusta los emplazamientos soleados, no obstante si en verano las temperaturas son muy altas es preferible que pueda contar con algo de sombra en las horas de mayor intensidad.


Pese a que no necesita de emplazamientos demasiado húmedos ni aun en verano, siempre es beneficioso aprovechando el buen tiempo para darle una ducha con agua a temperatura natural para limpiar sus hojas.

Se abona con un fertilizante líquido para plantas crasas, será suficiente una vez al mes cuidando las cantidades.

No le gusta demasiado las temperaturas bajas y si descienden más de lo que la plantas soporta perderá gran parte o toda la parte aérea.

Si bien, mientras no se ocasiones daños en la parte subterránea rebrotará nuevamente con la llegada de la estación primaveral.

No necesita ningún tipo de poda, solo cuando lo requiera cortar algún tallo para que tenga un buen desarrollo.

Las flores ajadas si es importante eliminarlas.

Se multiplica con bastante simpleza a través de esquejes de tallo prácticamente durante todo el año.

Se plantan en una mezcla porosa compuesta por turba y arena gruesa.

También se puede propagar a través de semillas que se pueden recoger de la planta, sembrados en primavera o verano.





Plantas ornamentales ➤   Plantas y la luz ➤    Reposo invernal ➤    Urnas invernadero ➤

Atenciones estacionales ➤   Entender a las flores ➤   Flores y ramos ➤