--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Leptospermum scoparium

Nombre común: Manuka - Leptospermo

Arbusto o pequeño árbol muy resistente nativo de Nueva Zelanda. De follaje perenne, puede alcanzar entre 1´50 y 2 m de altura. De crecimiento compacto, tiene hojas de tamaño pequeño, lineares, muy delgadas, de color verde rojizo; en invierno se tornan de color rojo bronceado.

Los tallos verticales también son de color rojizo. Las diferentes variedades de esta especie requieren que se las sitúe durante todo el año en ubicaciones soleadas o muy luminosas.

El fruto tiene forma de cápsula y aparece durante el verano y el otoño. Son plantas muy conocidas y utilizadas sobre todo en su lugar de origen porque de ellas se extrae una miel de cualidades curativas y otros productos que poseen propiedades antibacterianas.

Este arbusto resulta muy decorativo cultivado en macetones y efectuándole podas regulares de formación sobre las ramas y dejando que se vaya formando un tronco menudo, de modo que la parte de su crecimiento se centre en la copa o parte alta del arbusto, en poco tiempo irá adquiriendo la forma de un pequeño arbolillo muy atractivo.

La temperatura para que estas plantas crezcan adecuadamente deben ser muy cálidas en verano y frescas en invierno, tolera bien periodos cortos de heladas.Muy apreciada como planta ornamental por la prolongada duración de las flores en la mata.

Las flores pueden ser simples o dobles, nacen en pequeños botones que surgen a lo largo de los tallos, éstas son de color rosa o blanco con el centro púrpura, también se encuentran en color rojo. Esta llamativa planta produce las flores al inicio de la primavera y durante el verano de forma abundante y continua.

Existen variedades que florecen todo el invierno. Precisa que los riegos sean generosos en verano, en invierno será suficiente regarla solo de manera moderada, lo suficiente para que el cepellón no se llegue a secar del todo en ningún momento.
El agua utilizada para regarla conviene que sea agua blanda ya esta planta no soporta la cal. Requiere sustratos ligeramente ácidos y bien drenados. En periodos de floración hay que abonarlas cada dos semanas. Son susceptibles al exceso de fertilizante, por ello, es mejor utilizar la mitad de la dosis recomendada en la etiqueta por el fabricante.

Es resistente a vientos fuertes y tolera bastante bien algo de sequía. Idónea para zonas costeras por su resistencia a los ambientes salinos. Después de la floración es recomendable podar ligeramente si ha crecido de forma desordenada y retirar las ramas viejas, así ayudaremos a que la planta se mantenga con buena forma, crezca frondosa y compacta.

En periodos de heladas perderá totalmente las hojas. Se multiplica con relativa facilidad por medio de semillas en primavera, también se puede propagar por esquejes de madera blanda.

Este arbusto de flores blancas, rosadas o rojas, pertenece a la flora autóctona de Nueva Zelanda. En este país de Oceanía es una de las especies más corrientes y utilizadas a la que se conoce popularmente como Manuka.
 
Las pequeñas hojas alargadas y estrechas tienen forma lanceolada, poseen un perfume muy aromático y un agradable sabor ligeramente amargo. Esta planta contiene antibióticos naturales.
 
Los Maoríes (aborígenes de Nueva Zelanda) utilizaban Manuka para tratar quemaduras, infecciones, picaduras de insectos e incluso las heridas de sus guerreros.

Hoy en día esta planta es utilizada como medicina natural y es empleada para problemas digestivos, diarrea, cólico, fiebre, resfriados, infecciones urinarias, dolor de garganta, dolor de espalda y nerviosismo.
Varios estudios recientes han demostrado también que puede combatir una bacteria causante de las úlceras.



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin