FICHAS DE PLANTAS   /   BULBOSAS   /    GUÍA PRÁCTICA   /    CONSEJOS   /    CUIDADOS   /    PLAGAS

Hoya Especies



Hoya Especies y variedades


Nombre común: Flor de cera - Planta de cera



Existen verdaderos enamorados de estas plantas de flores de intenso y peculiar perfume.

Esa devoción por ellas comienza cuando cultivan cualquiera de las especies y se dan cuenta de lo gratificante que resulta no solo verlas crecer y conformar soberbias plantas sino también por sus fascinantes floraciones.

Los aficionados a las Hoyas por lo general pueden reunir un buen número de ellas gracias a la facilidad de encontrarlas en el mercado convencional, aunque hoy en día es muy común adquirirlas a través de incontables páginas dedicadas a la venta de productos de jardinería en internet.

Muchas son especies naturales, pero otras tantas son fruto de hibridaciones que dan como resultado plantas más resistentes y hermosas.

No obstante, se puede decir que todos los componentes precisan de los mismos cuidados y atenciones.

Otra característica que las distingue se encuentra en sus floraciones, guardan una semejanza parecida y la fragancia de las mismas es siempre intensa y dulzona.


Hoya australis
Hoya carnosa 'Compacta'
Hoya calicina 'stargazer'


Proceden de zonas cálidas de Australia y de Asia, por lo que el calor es indispensable para cultivarlas.

Las Hoyas originan espléndidas plantas colgantes de las que muchas de ellas se pueden cultivar en interior, si bien las especies o variedades con hojas matizadas o moteadas requieren más caudal de luz para mantener el dibujo foliar.

A las Hoyas les gusta la humedad, pero la ambiental, es importante humedecer el entorno de estas plantas para que se encuentren perfectas, sin embargo en el caso del sustrato hay que mantenerlo siempre con cierta humedad pero sin empaparlo jamás.

El fracaso más común con el que se encuentran muchos cultivadores domésticos es perder una Hoya por ahogamiento de sus raíces.

En el apartado de los abonados deben ser también necesariamente mesurados. Hay que abonarlas durante toda la temporada cálida del año utilizando el mismo fertilizante que se emplea para las plantas suculentas.

Un eficaz abonado y un adecuado riego garantizará floraciones anuales seguras. En ocasiones son plantas caprichosas y no florecen en esa temporada si no se ha acertado en sus cuidados.

Es también frecuente si no reciben los cuidados apropiados que pierdan las flores aun antes de que estas lleguen a abrirse.


Hoya carnosa 'variegata'
Hoya lanceolata
Hoya kerrii


Al ser plantas que necesitan climas cálidos no soportan los inviernos fríos y mucho menos las heladas.

Los ejemplares que se encuentren el exterior es necesario acomodarlas en interior hasta la llegada de la primavera.

Durante la época fría del año hay que regarlas solo lo justo para que el sustrato no se seque del todo y no abonarlas en absoluto.

Hasta que el entramado de raíces no ocupe todo el interior del contenedor no es necesario pasarlas a un recipiente mayor. Estas plantas prefieren tener las raíces un poco apretadas.

Se reproducen en verano, empleando tallos de unos 10 cm de longitud, se le realiza el corte por debajo de un nudo y se le dejan solo las hojas altas, el extremo cortado se recubre con algún enraizante y se planta en una mezcla de buen sustrato y arena.

Los esquejes hay que mantenerlos a una temperatura de unos 23 ºC, cubiertos por una campana de cristal o una bolsa de plástico transparente, limpiando cuando se formen las gotas de condensación.


Hoya linearis
Hoya memoria 'gracilis'
Hoya mathilde






   Plantas muy delicadas ►   Sedum especies ►   Centros para decorar ►