--FICHAS DE PLANTAS

-- - - - - - - - - - - - - - - -

Cyanastrum cordifolium

Cyanastrum cordifolium 

Nombre común: Cinastrun - Cinastrum - Cinastro


Si bien es cierto que esta bulbosa muestra un radiante aspecto decorativo, es poco frecuente encontrarla a la venta en los comercios frecuentes de ventas de plantas.
Lo más habitual es adquirirla a través de las páginas de internet dedicadas a servir productos de jardinería.

Los espacios más acostumbrados y donde se puede disfrutar de la Cinastrun son los jardines botánicos de cierta importancia o dedicados a las plantas de condición tropical.

Es una pena no encontrarla con la facilidad que se puede localizar otras bulbosas de cultivo más complejo.

Pertenece a la familia de las Tecophilaeaceae, que incluye a un muy reducido número de plantas que se caracterizan por ser pequeños tubérculos rizomatosos.

El género es oriundo de África occidental, desde Nigeria hasta Camerún, donde se la encuentra en áreas de las selvas tropicales donde las precipitaciones son frecuentes y gozan de suelos ricos en materia descompuesta.

Las flores de tamaño reducido son de color azul en tonalidad lavanda con cierto toque lila más o menos intenso; surgen arracimadas en espigas que se van abriendo escalonadamente.

Realmente no es por su floración por lo que se puede cultiva esta bella planta, dado que las espigas florales no sobresalen apenas de la base del follaje y en raras ocasiones se pueden contemplar sin que lo impida las hojas que quedan por encima de las inflorescencias.

El atractivo e interés que presenta la Cyanastrum son sus ornamentales hojas que apenas alcanza los 40 - 50 cm de altura, pero forma una mata armoniosa de vistoso follaje.

Largos tallos de forma redondeada y carnosos portan las hojas en forma de corazón ("Cordifolia": cordis, apelativo latino que significa "corazón", unido a  folius, que significa "follaje", aludiendo a las hojas acorazonadas de esta especie).

Éstas suelen medir por encima de los 12 cm de largo, disfrutan de un color verde y lustroso oscuro, con vetas o marcas profundas abultadas en el envés.

A la hora de cultivarla en el interior de casa, acepta prácticamente sin inconvenientes una ubicación de más penumbra que el resto de las plantas, pero en cuanto al ambiente que le rodee debe ser altamente húmedo.

Hay que procurar en todo momento (sobre todo en época de calor), que la planta disfrute de un suelo lo más húmedo posible, pero sin dejar que las raíces permanezcan encharcadas.

El follaje hay que rociarlo con agua libre de cal, lo más a menudo que se pueda, teniendo en cuenta las necesidades de la planta determinado por la temperatura.

Para que prospere en el exterior habrá que disponerla en una zona sombreada, húmeda y cálida, lo mejor es que esté al abrigo de frío y del sol a través de otras plantas más altas que le ejerzan de amparo.

Exponerla al frío supondría su fin, por eso si se pretende ubicar en una terraza o jardín es preferible mantenerla en un contenedor para que su traslado sea factible.

Un abonado de tanto en tanto mejorará su aspecto y mantendrá el follaje verde y lustroso.

La división de la planta es lo más factible para hacerse con un nuevo ejemplar. Hay que molestar lo menos posible a las raíces a la hora de separar la o las porciones y hacerlo en un periodo de temperatura alta y estable.






No hay comentarios: