--FICHAS DE PLANTAS

-- - - - - - - - - - - - - - - -

Rodgersia aesculifolia


Rodgersia aesculifolia 

Nombre común: Rodgersia - Rogersia


Se trata de una planta rizomatosa de naturaleza perenne que pierde sus hojas en invierno, hasta que surgen de nuevo con la llegada de la primavera.

Procede de los bosques húmedos y pantanosos del norte de China. Goza de un follaje exótico, muy vistoso, en ocasiones la mata alcanza algo más de 1´5 metros de altura y es capaz de dilatarse bastante a lo ancho.

La Rodgersia forma parte de la familia Saxifragaceae, que acoge géneros y especies que la mayoría de ellas habitan en regiones templadas y frías del mundo.

Para cultivar esta planta en estado óptimo y acertar de lleno, sólo hay que cumplir un requisito esencial: hay que procurarle por todos los medios una medida muy alta de humedad en todo momento.

Se encontrará feliz si se la ubica en un jardín sombreado, en un lugar donde pueda recibir una buena dosis de humedad, originado de un suelo altamente húmedo y sobre todo de manera constante.

Lo deseable es que se la asentara en las cercanías de un estanque o similar para recibir una buena cantidad de humedad continua.

Hay que entender que esta planta crece de manera natural en las cercanías de arroyos, riberas de ríos o zonas pantanosas, áreas con una elevada y perenne humedad.

La forma y tamaño de las hojas tienen un gran parecido con el Aesculus hippocastanum, llamado comúnmente castaño de Indias, de ahí que en algunos lugares se le conozca como "falso castaño".

Las grandes hojas, tienen un peciolo largo, son compuestas, palmeadas, y constan de 7 foliolos desiguales con los bordes aserrados.

Con la tonalidad del follaje suele suceder lo mismo que con la floración, puede darse el caso que muestren diferentes matices de una planta a otra, éstos puede ir desde el verde más profundo al bronce amarronado.

Los tallos florales aparecen a partir de finales de la primavera y las exhiben hasta casi mediados del verano. La floración desprende un agradable y suave aroma.

La floración de la Rodgersia se presenta en largos y erguidos tallos florales donde se congregan a modo de panículas, compuesta por diminutas flores en forma de estrella.

La tonalidad e intensidad de la floración puede variar notablemente, en ocasiones es de color blanco cremoso o algo rosado pasando por el rosa más intenso, malva, etc.

El frío invernal no es un inconveniente serio para la Rodgersia, lo soporta bien, incluso cuando es intenso. Si bien es la parte de las raíces las que resisten las bajas temperaturas, dado que el follaje para esa estación ha desaparecido.

Solamente puede situarse a pleno sol si se trata de regiones de veranos muy suaves o si se ubica cercana a un punto o emplazamiento de agua.

A comienzos de la primavera se puede dividir los rizomas leñosos para hacerse con nuevos ejemplares.

Se puede cultivar en un contenedor espacioso, pero es preferible hacerlo en suelo. Regar de manera generosa y no consentir que las raíces se sequen nunca.

La planta para la primavera ya habrá iniciado su nuevo ciclo, por ello es bueno añadirle un buen sustrato enriquecido o aportarle algo de fertilizante para estimular su desarrollo.





Plantas ornamentales ➤    Atenciones en las plantas de interior ➤    Mantener las plantas limpias ➤