--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pereskia grandiflora

Nombre común: Pereskia - Peresquia

Este es un arbusto erguido de notable resistencia que crece bien en condiciones rústicas, aunque pierde sus hojas en invierno por ser de follaje caduco; si la temperatura invernal no es excesivamente fría puede mantener alguna parte de sus hojas durante ese periodo.

Aunque su aspecto puede llevar a creer que es un arbusto corriente, se trata de un miembro de la familia de las Cactaceae, por lo tanto un cactus con aspecto poco común.

Es oriunda de Brasil pero se localiza en abundancia en la América tropical.

Organiza una mata de ramaje extendido y abierto que surgen de un tronco principal, los robustos tallos tienen de cierto grosor y son de corteza rojiza en los nuevos brotes, mudándose a color castaño y con estrías al envejecer.

La imagen del tronco y ramas es mas semejante a un arbusto leñoso que a una cactácea. De manera habitual se modela con un tamaño moderado, pero puede alcanzar de 2 a 5 m de altura, con una parte superior de naturaleza redondeada.

Generalmente, se cultiva como planta ornamental en los jardines de climas moderad os por las flores que produce en masa durante los meses cálidos.

No es difícil ver este arbusto en jardines organizados para cactáceas en la zona mediterránea española.

Los tallos jóvenes están armados con unas largas espinas pardas o negruzcas de hasta 6 cm de longitud y dispuestas en racimos; en algunos casos las plantas no presentan espinas.

La floración se produce en verano, dando paso a numerosos botones de pequeñas flores de un brillante color rosado en sus pétalos, estambres centrales de color amarillo y estigma blanco; guarda una gran semejanza visual con ciertas especies de rosas silvestres.

Las hojas crecen alternas, son ligeramente gruesas pero carnosas, de color verde esmeralda y tamaño variable, de elípticas a oblongo-lanceoladas entre 5-15 cm de largo, algo puntiagudas y con un pecíolo muy corto.

Esta planta se adapta a situaciones de pleno sol o de sombra parcial, con una buena resistencia ante una eventual sequía sin dejar secuelas importantes.

Pese a ser resistente a la sequía, necesita de un riego regular durante la temporada de crecimiento para beneficiarse de un buen desarrollo.

Si la sequía es muy prolongada perderá gran parte del follaje.

Los frutos son de curioso aspecto, parecidos a pequeñas peras, en el interior carnoso se encuentran las semillas de color negro.

Las podas regulares mantendrán al arbusto con un volumen más discreto y tupido

Se propaga por esquejes, que a diferencia de los cactus no hay que dejar que el corte se seque durante un tiempo antes de plantar.

El sustrato si debe ser de la misma composición que la utilizada para cactus.


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin