--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Jatropha multifida

Nombre común: Jatrofa

Esta planta suculenta de hojas caducas es pariente cercano a las Euphorbias, es fácilmente reconocible por su tronco abultado por la base.

Este género de plantas procede de regiones con grandes periodos de sequía de América central y el Caribe.

Por su fácil cultivo es ideal para las personas que disponen de poco tiempo para cuidar plantas o que suelen olvidarse del riego.

Puede llegar a formarse como un pequeño arbolito de un sólo tronco con algo más de 2 m de altura si se la cultiva adecuadamente.

Las inflorescencias son pequeñas y poseen una coloración rosa coralina o anaranjadas que brotan agrupadas en el ápice de un tallo sin hojas, esto sucede a lo largo del verano.

Las hojas son de gran tamaño de hasta 30 cm de diámetro, palmadas, profundamente lobuladas dependiendo de la variedad.

Caen cuando la luz es reducida, si esto se produce alrededor del otoño no hay de que preocuparse, esto es algo normal.

Hasta que se le hayan caído todas las hojas hay que regar con normalidad, interrumpir totalmente cualquier regadura durante el invierno.

Se comienza a regar de nuevo en cuanto inicie la formación de las primeras hojas, normalmente cuando ya ha comenzado la primavera.

Esta planta necesita que se respete su parada vegetativa durante todo el invierno, regando de forma muy moderada y dejando por completo de abonarla.

Hay que situarla en lugares a pleno sol, semi-sombra o al menos que disponga de mucha luz, la ubicación siempre debe ser muy cálida.

Requiere un sustrato que drene bien ya que no tolera los encharcamientos de agua que pudren sus raíces.

Es suficiente con alimentarla una vez al mes desde el mes de abril hasta septiembre, empleando un fertilizante para cactus.

Se debe realizar el cambio de maceta a una mayor cada dos años, luego, se deja en un contenedor de modo definitivo.

El contenedor que se emplee ha de tener una cierta profundidad,de modo que pueda dar cabida a sus raíces grandes y gruesas.

El látex que desprende la planta cuando se le produce una herida o se le arranca una hoja es tóxico.

Dada su toxicidad hay que mantener cierta precaución y utilizar guantes o lavarse bien las manos después de haberla manipulado.

Es relativamente fácil multiplicarla a través de semillas.




Consejos para un buen trasplante ➤    Plantas en tiempo de reposo ➤    Proteger las raíces ➤



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin