--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Caryota mitis

Nombre común: Palmera cola de pez - Palmera de cola de pescado

Esta es una palmera originaria de los bosques húmedos y tropicales del sureste asiático. Se conoce su empleo como planta ornamental de jardín donde logra el tamaño de un árbol entre pequeño y mediano tamaño.

Al igual que la mayoría de palmeras, esta, se muestra como una planta de fácil cultivo y resistente, en el exterior se desarrolla produciendo múltiples troncos anillados, convirtiéndose en una palmera muy atractiva que puede llegar eventualmente a alcanzar los 15 m. o más.

De elegante figura constituye asimismo una elección muy acertada para emplazar en habitaciones interior grandes y siempre que se cumplan unos requisitos mínimos, como son: luz intensa pero suavemente tamizada y una humedad ambiental lo más alta posible.


Cuando se cultiva en un contenedor para la decoración de interiores no suele sobrepasar el metro de altura.

Realmente la Palmera cola de pez crecerá más exuberante en cualquier región de clima moderado, concretamente que se encuentre libre de heladas. Soporta bien el frío cuando es madura pero de modo limitado, es importante en todo este género que los inviernos no sean especialmente fríos.

Produce frutos rojos en grandes racimos colgantes. La flor se ocasiona cuando la planta tiene algunos años, después de florecer el tallo muere, aunque no hay que preocuparse ya que produce varios.

De cualquier forma, como estas plantas no desarrollan flores ni frutos hasta que son bastante grandes y en interior es poco probable que lo hagan, de todas formas, el ejemplar continúa produciendo más tallos, por lo que se puede disfrutar de él durante años.

Las peculiares hojas se forman hacia el extremo de los tallos, son de color verde oscuro, muy brillantes, con un borde irregular y los márgenes dentados muy característicos, con una forma propia que recuerdan a la cola de un pez, de ahí su denominación común tan extendida.

Las hojas en época de calor han de humedecerse muy a menudo con agua templada libre de cal y mantenerlas limpias de polvo para que puedan llevar a cabo la transpiración; el conservar las hojas limpias dará paso a que tengan un desarrollo sano y lustroso.

El sustrato debe tener un buen drenaje y mantenerse siempre con algo de humedad. No responde bien ante las heladas aunque sean poco intensas si éstas son duraderas.


Se reproduce con cierta lentitud mediante semillas, hay que ponerlas en remojo en agua templada unas 48 horas; una vez plantadas tardarán entre 4 y 12 meses en germinar.
 
Una fórmula más sencilla es separar los vástagos ya enraizados que aparecen en la base de la planta madre. Esta tarea es conveniente hacerla de modo que se moleste las raíces de la planta lo menos posible.

Es preferible utilizar contenedores no demasiado grandes para albergar las nuevas plantas, tampoco es necesario el cambio de maceta hasta que esta esté completamente rebosante de raíces.


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin