Fichas de plantas (no cactus)
               


21.2.10

Physalis alkekengi

Nombre común: Farolillo chino - Alquequenje

Es una planta herbácea, perenne, de rizomas rastreros que está integrada dentro de la familia de las Solanaceae.

Es oriunda de Japón y produce unos frutos realmente vistosos que le confiere un carácter muy ornamental.

Alcanza poco más del medio metro de altura. Las hojas son de textura rugosa, simples, poseen un pecíolo reducido y los bordes claramente ondulados.

Su cultivo en jardines proporciona mucho color a su entorno; si está cultivada en maceta se desarrollará perfectamente en una galería soleada.

Cuando se encuentra en plena producción de frutos es una excelente oportunidad para utilizarla en arreglos florales.

En las regiones de veranos moderados se puede cultivar a pleno sol, en cambio si se cultiva en zonas donde la época de calor es excesivamente calurosa es aconsejable su cultivo en semi-sombra.

En regiones con situaciones de inviernos suaves se comporta como perenne y se reproduce con facilidad, incluso se propaga espontáneamente por las inmediaciones de donde esté plantada.

Sin embargo en climas fríos, se comporta como una planta anual, que muere o se desecha tras su periodo activo.

Necesita que los riegos sean copiosos en épocas de calor y más moderados en otras épocas menos cálidas.

Hay que procurarle un sustrato bien drenado, suelto, al que no es conveniente mantener empapado durante largos periodos ya que afecta de forma seria a las raíces.

Produce unas pequeñas flores de color blanco crema, con la corola en forma de tubo, éstas aparecen de forma solitaria.

Florecerá desde junio y hasta el final del verano, aunque la floración no es precisamente lo que más destaca en esta planta, lo que resulta verdaderamente espectacular son sus frutos.

Estos frutos son bayas globosas de color verde al principio y que se van transformando en un rojo escarlata, con cierto parecido al color de las cerezas.

Están envueltos por una especie de vesícula con una forma que recuerda a los farolillos chinos, esto le hace que sea conocida de manera popular con el nombre de farolillos chinos.

Generalmente se reproduce mediante semillas que es la fórmula más sencilla, se siembran al final de invierno en un lugar protegido del frío.

Los frutos permanecen en la planta durante el invierno y son ricos en vitamina C, son comestibles, ya que no poseen ninguna sustancia tóxica.

Es una planta con importantes acciones diuréticas. Los especialistas la emplean para disminuir o deshacer las piedras que se forman en la vejiga, acelera la eliminación de ácido úrico y además se emplea en casos de gota y reumatismo.






6 comentarios:

Chomp dijo...

Saludos Carmen esta entrada me parece muy interesante, me recuerda frutos que nos daba nuestra abuela, eran deliciosos.Gracias un abrazo, hasta pronto.

CORDOBESA dijo...

Que planta mas curiosa, se come su fruto y según he mirado, es bueno para la vejiga, el acido úrico, artritis...
Yo no la he visto nunca. Mirare cuando en primavera vaya al vivero por si la tuvieran. Gracias por tanta información amiga. Un fuerte abrazo.

Carmen Pereira dijo...

La verdad es que una planta muy completa, es muy decorativa y encima se puede emplear de modo terapeútico.
Una maravilla!!!

Besitos!!

Rosa dijo...

son realmente hermosas estas plantas,donde se pueden encontrar???, me gustaría tener una, pero no creo que den en Colombia, aun que se parece mucho a la uchuva y al tomate Mexicano

chaito.

Norma Lizama dijo...

Yo tengo esta planta pero no da fruto, solo la vesícula o farolillo que se menciona en el articulo , pero sin el fruto en su interior. Es una variedad distinta o le falta algo a mi planta para que de fruto?

Carmen Pereira dijo...

Hola Norma. Lo normal es que el farolillo porte un fruto rojizo y redondeado. Lo más probable es que haya sucedido algo raro en la fase de desarrollo. Saludos