--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Clerodendrum x speciosum

Nombre común: Clerodendro

Se trata de una excepcional planta trepadora de la familia Verbenáceas que es originaria de las regiones tropicales de África.

Corresponde a una planta híbrida obtenida del Clerodendrum splendens y del Clerodendrum thomsoniae.

Este género abarca un buen número de plantas que normalmente son de fácil mantenimiento y de crecimiento rápido.

Cultivada en suelo alcanza alturas de entre 2 y 4 metros, en contenedores mucho menos.

Se comporta de igual manera cultivada en grandes macetas o directamente en tierra; en maceta se debe ir recortando las ramas que crezcan demasiado para que no adopte una forma desgarbada.

Es necesario proveerla de una guía o tutor al que hay que ir sujetando sus finos tallos a medida que va creciendo la planta.

Las hojas son ovaladas, opuestas, simples y de color verde brillante.

Tiene una muy vistosa y llamativa floración, formada por inflorescencias reunidas en grandes grupos terminales, repletas de brácteas de color rojo rosado con forma de globo, de las que surgen pequeñas flores compuestas por cinco pétalos de color rojo brillante.

Cada flor posee cuatro estambres bien visibles ya que sobresalen notablemente.

El periodo en que se consigue disfrutar de su floración puede abarcar gran parte del año en las regiones con climas cálidos, en el resto, desde mediados de la primavera hasta la llegada del frío.

Le conviene ubicaciones soleadas, aunque en el periodo más caluroso del verano es mejor ubicarla en semi-sombra o a la sombra, pero siempre procurando que reciba una buena cantidad de luz.

Requiere de suelos fértiles, con un buen drenaje que permita eliminar el exceso de agua del riego, y con ello evitar el encharcamiento, muy perjudicial para las raíces.

Los riegos deben abundantes en verano y mucho más reducidos y moderados en invierno.

No son recomendables los suelos calcáreos para cultivar al Clerodendron.

Es preferible facilitarle emplazamientos que tengan una húmeda ambiental elevada, durante el verano puede humedecerse toda la planta de tanto en tanto para mantenerla fresca.

No necesita ser abonada demasiado a menudo, con una vez al mes en el periodo de máxima floración será suficiente.

Hay que protegerla del frío intenso ya que el C. speciosum no resiste las temperaturas bajas, contra un muro crecerá de maravilla, la mantendrá resguardada del fuerte viento y de las bajas temperaturas invernales.

Para fortalecer la planta y hacer que produzca una mayor floración conviene realizarle una poda cada dos años aproximadamente.

Hay que eliminar de la planta todas las ramas secas o deterioradas que tenga y dejarla preparada para la nueva estación.

Se propaga generalmente por mediación de semillas, o bien por esquejes de madera blanda o semidura, mejor en cama o base caliente.



Clerodendrum schweinfurthii ➤       Clerodendrum myricoides ➤

Clerodendrum bungei ➤       Clerodendrum thomsoniae ➤



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin