--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Calibrachoa hybrida

Nombre común: Petunia Calibrachoa

La Calibrachoa guarda un enorme parecido con la Petunia, sólo que sus flores son mucho más pequeñas así como el follaje.

Ambos géneros comparten la misma familia de las Solanaceae y proceden de América del Sur.

Aun siendo plantas perennes se cultivan como anuales, en especial en las regiones de climas fríos. Ofrece una amplísima variedad de brillantes colores y despliega un portento de floración durante muchos meses al año.

Generalmente se la utiliza como planta colgante, siendo muy valorada por su alegre coloración de gran vistosidad.

Por su desarrollo expansivo también se destina para cubrir grandes franjas de suelo de jardines o para jardineras colgantes.

Posee un desarrollo verdaderamente rápido y un porte por debajo de los 20 cm de altura.

 Las plantas presentan una numerosa ramificación con un follaje muy tupido, compuesto por hojas pequeñas, ovaladas, bastante oscuras y de tacto algo pegajoso.

Entre las diferentes variedades podemos encontrar la Calibrachoa con floraciones en un sinfín de tonalidades distintas, entre las que cabe destaca el color rosa pálido o muy intenso, además de morado, azul, rojo, o blanco.

Calibrachoa doble
Diferncia entre
Petunia y Calibrachoa
Uno de los últimos colores en introducirse en el mercado con mucho éxito son el color anaranjado y amarillo, así como tonalidades mezcladas o jaspeadas.

Las flores pueden ser simples o dobles.

Las flores tienen forma de trompeta y su centro siempre tiene un color más intenso.

El delicado tejido de las flores se muestra muy vulnerable frente al agua, por eso no es bueno mojarlas al regar.

Las lluvias de verano puede ser un contratiempo ya que deja esta planta con muy mal aspecto, sucede lo mismo con el fuerte viento.

Eso hace que sea mejor cultivarla en lugares que se encuentren algo resguardados y protegidos de los rigores del tiempo que la puedan estropear.

Necesita que se la exponga en zonas donde pueda recibir una buena cantidad de sol, esto favorecerá a su floración. A esta planta le encanta las temperaturas cálidas.

Los riegos deben ser regulares durante su periodo de florecimiento, pero teniendo en cuenta que si el sustrato permanece encharcado durante demasiado tiempo, produce enfermedades y pudriciones de las raíces, regar siempre de forma moderada.

Para que su floración se mantenga de forma prolongada durante muchos meses, es necesario ir eliminando las flores que se observe que estén marchitas.

Conviene abonarla con regularidad, ya que estas plantas son exigentes con la alimentación.

Cortar las puntas de los tallos que crezcan demasiado y pinzarla con cierta regularidad, esto mantendrá la planta compacta y con una buena proporción de flores.

Es bastante habitual que durante su cultivo se vea afectada por diferentes plagas como la mosca blanca o los pulgones.

No requieren podas ya que después de la floración la planta se desecha. Para multiplicarla se siembra las semillas en bandejas calientes al inicio de la primavera.



3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin