Fichas de plantas (no cactus)
               

8.7.09

Acalypha hispida

Nombre común: Acalifa - Cola de gato

El género Acalypha reúne plantas que se desarrollan como arbustos o herbáceas, algunas de ellas bastante resistentes, pueden tener un ciclo anual o perenne.
Dentro de este grupo se encuentra la Acalypha hispida.

Es un arbusto erguido de tallos tiernos que puede mantener en una maceta y no excederá los 50 cm de altura, mientras que cultivada en el suelo de jardín llegará a medir casi los 2m de alto.
Prospera especialmente bien en terrazas acristaladas.

Tiene grandes hojas verde oscuras y por el envés más claro, alternas, ovaladas, ligeramente velludas y con los bordes aserrados.

Existe numerosos híbridos con las hojas en tonos amarillos, bronce, o con los bordes blancos. Presenta largas inflorescencias colgantes espigadas que brotan de las axilas de las hojas y pueden llegar a medir hasta 40 cm de largo y que parecen largas colas de gato.

Es en estas inflorescencias donde se encuentra especialmente la belleza de esta planta, y que están formadas por diminutas flores de color rojo intenso de las que cuelgan largas espigas de color rojo o rosadas.

La floración tiene ocasión durante todo el verano, llegando incluso hasta mediados del otoño.
Necesita ubicaciones con gran cantidad de luz, pero protegida de los rayos directos del sol; en semi-sombra se encontrará feliz.

Durante la época de crecimiento y floración el sustrato se debe humedecer regularmente para que se mantenga siempre húmedo, sin llegar jamás a encharcarlo. Los riegos serán más frecuentes cuando las temperaturas sean muy altas, además de pulverizar las hojas.

Se debe podar en primavera para equilibrar y estimular su crecimiento. Las ramas jóvenes que se han podado se pueden utilizar para obtener esquejes, y con ello nuevas plantas. También se puede reproducir por semillas, pero es una tarea bastante más complicada.


Acalipha reptans = Acalypha hispaniolae

Nombre común: Cola de gato

Esta variedad alcanza una menor altura, posee unas ramas delgadas de porte rastrero lo que la hace idónea como planta colgante. Esta herbácea es una encantadora planta para interior, de gran valor decorativo por las vistosas y peculiares inflorescencias de color rosa, rojo o blanco-rosado.

Puede florecer varias veces en el año. Se obtiene también excelentes resultados con esta bella planta si se cultiva en el exterior, se puede usar como tapizante en lugares protegidos con sombra y con elevada humedad ambiental. Tiene un peciolo corto y las hojas pequeñas, acorazonadas, de color verde intenso, con el margen dentado. No tolera las heladas. La multiplicación se practica en primavera por esquejes jóvenes.







No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin