--FICHAS DE PLANTAS

-- - - - - - - - - - - - - - - -

Siderasis fuscata


Siderasis fuscata


Sinonimia: Siderasis acaulis - Tradescantia fuscata

Esta planta de hermosas hojas, rara vez se la encuentra a la venta, so pena que algún gran vivero la brinde como planta excepcionalmente singular; pero como apunto es algo infrecuente.

También resulta una extrañeza verla en jardines convencionales o de ciudad.
Es más probable encontrarla en grandes jardines tropicales, incorporada con otras plantas de similares necesidades o cuya procedencia sea afín.

Es una perenne procedente de Brasil y cuyo ambiente se encuentra en entornos siempre cálidos y persistentemente muy húmedos.

En este tipo de lugares las lluvias se dan a lo largo de todo el año y las temperaturas son moderadas en todas las estaciones.

Se trata de una planta de crecimiento bajo pero que forma una especie de roseta abierta de grandes hojas ornamentales.

Forma largas hojas elípticas sujetas por peciolos moderadamente largos. De tonalidad verde oscuro, el nervio central y márgenes destacan por ser más claros que el resto.

El follaje posee una lustrosa apariencia y está cubierto por una fina pelusilla.

El tono verdoso del follaje se suele colmar de matices púrpura o cobrizos, coloración similar a los peciolos a medida que las hojas envejecen.

En su lugar de origen los bosques húmedos de Brasil, se desarrolla en zonas sombreadas o semi-sombreadas, en suelos ricos, porosos y con una humedad moderada pero constante en cualquier estación.

Esta es una especie que está relacionada muy de cerca con la Tradescantia, tanto es así que en cierto momento formo parte del género de las Tradescantias.

Este puede ser un motivo por el cual se la conoce de manera análoga o como mucha gente la relaciona: Tradescantia fuscata. Forma parte de la familia Commelinaceae.

En la apariencia de sus flores es donde realmente se puede apreciar el parentesco o cercanía entre ambos vegetales.

Aunque de poca importancia ornamental, sus flores se presentan en verano. Surgen agrupadas y están formadas por tres pétalos de color rosáceo o púrpura, con largos estambres de color blanco.

La naturaleza del follaje es permanente, pero es algo natural que alguna hoja cuando acaba su ciclo vital amarillee y muera, esto forma parte de la fase típica de cualquier vegetal.

A la hora de cultivar esta planta hay que tener en cuenta que su crecimiento es poco ágil, por ello tardará algún tiempo en lograr un tamaño medio.

Esto es indistinto si se encuentra en un contenedor o en el suelo del jardín.

Esto se hace más evidente tras la floración, la planta entra en una especie de letargo transitorio, tras lo cual su crecimiento será el acostumbrado.

Las hojas marchitas o secas se deben desechar. Hay que cortar con unas tijeras bien afiladas lo más abajo posible del peciolo, un corte limpio para que no haya posibilidad de que se produzca una herida.

Al iniciarse la primavera se abona cada quince días con un fertilizante universal, con una dosis algo menor a la recomendada por el fabricante.

Si las hojas se mojan hay que tener la precaución de escurrir o eliminar el agua que quede retenida entre la vellosidad del follaje.

Para propagarla la fórmula más sencilla es la división de la mata, plantando en una maceta cada porción obtenida o bien haciéndolo en el suelo del jardín directamente.

Luego se le proporciona durante un tiempo un ambiente cálido y algo de humedad ambiental.






     Plantas acidófilas ➤       Urnas invernadero ➤    Cuidados de las Begonias ➤