--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Syringa wolfii

Nombre común: Lilo - Lila - Siringa

Las lilas son arbustos de hoja caduca, rústicos y originarios de Asia y en menor medida de Europa. Están incluidas en la familia de las Oleaceae.

Se puede encontrar numerosas variedades, algunas de floración precoz y otras de floración prolongada, pero la mayoría cuentan con un ciclo corto.

El Lilo se ha convertido en una especie muy apreciada como planta ornamental de exterior y ampliamente utilizada en jardinería desde hace varios siglos. Ver Syringa vulgaris

Se trata de un arbusto resistente para climas fríos que aguanta casi todo con muy pocas atenciones.

Cuando se encuentra a la intemperie en regiones de temperaturas excesivamente frías necesitará una ligera protección.

Además de gustarle las temperaturas frescas prefiere disfrutar de un sustrato y entorno que mantengan cierta humedad en todo momento.

Las grandes hojas de color verde intenso surgen sobre tallos rojizos, éstas se mantienen en el arbusto aún finalizada la floración y hasta bien avanzado el otoño.

Lo más característico de esta especie son sus pequeñas flores que se agrupan de manera compacta en grandes panículas abiertas con numerosas flores de color malva rosado y yemas púrpura, que pueden llegar a medir hasta 30 cm de largo.

Hay que situarla a pleno sol, pero también crece en semi-sombra donde la floración, es sin embargo, más limitada y los colores más apagados. Si la incidencia del sol es muy intensa exigirá riegos más abundantes.

El riego debe ser ligero y uniforme durante la época de crecimiento, evitando a toda costa el estancamiento de agua, sobre todo si se cultiva en un contenedor.

Las Lilas tienden a retoñar vigorosamente del pie y los jóvenes brotes deben ser constantemente eliminados para formar un ejemplar más compacto y armonioso.

Hay que eliminar todas las flores que estén marchitas, además de las ramas muertas y las que estén envejecidas.

Se poda acabada la floración (hacia el mes de junio en el hemisferio norte), de modo distinto si se quiere dejar que crezca libremente o se pretende darle forma.

La propagación no resulta sencilla, puede realizarse mediante semillas que deben permanecer en remojo durante un largo periodo, o bien por acodo.

Ver Syringa vulgaris







No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin