--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Brunnera macrophylla

Brunnera macrophylla 'Jack Frost' - Anchusa myosotidiflora

Nombre común: Brunera

Brunnera macrophylla
Se manifiesta como una planta de bajo porte, apropiada para terrenos boscosos o zonas del jardín de densa penumbra, con la cualidad demostrada de desarrollarse perfectamente bajo unos cuidados sencillos de mantenimiento.

Asimismo ofrece una magnífica solución para emplazarla en los entornos o la base de arbustos o pequeños árboles que le ofrecerán protección y un ambiente de humedad y semi-sombra requerido por esta planta.

Aunque se encuentra a gusto en emplazamientos sombreados, tolera bien el sol siempre y cuando se trate de una incidencia suave suave, como el que ofrece durante el periodo invernal.

Es una herbácea perenne y rizomatosa perteneciente a la familia de las Boraginaceae, que se cultiva principalmente por su atractivo follaje ornamental.

Esta hermosa planta puede ser resistente y muy versátil.

En su hábitat vive de forma natural a lo largo de arroyos y estanques donde halla un entorno húmedo que tanto agrada a la Brunera, hay que tener en consideración que es intolerante a los terrenos secos.

El follaje forma montículos redondeados de unos 30 o 50 cm de altura, que se van extendiendo con sus rizomas si le dan lugar para ello, en contenedores se mantiene en un formato comedido pero igual de bello.

Brunnera macrophylla
 'Jack Frost'
Las hojas son grandes, de forma anchamente acorazonada y acabadas en punta, con un hermoso color plateado con un característico delineado de finas venas primarias y secundarias de color verde oscuro, así como una estrecha cenefa del mismo color alrededor de los bordes.

Otras variedades muestran diversos matices en las hojas, que pasan desde el verde único o mezclado con tonos crema en mayor o menor medida y bordes sinuosos.

Entre los meses de abril y mayo forma largas y delgadas espigas florales muy ramificadas que rebasan en altura la de la mata.

Las panículas florales están compuestas de ramilletes de pequeñas flores de cinco pétalos en forma de estrella con un ojo central de color blanco cremoso.

Las flores son azules brillantes con una mayor o menor intensidad en el tono, guardan mucha similitud en forma, tamaño y color a las alegres flores de la Myosotis sylvatica (Nomeolvides).

Una vez que se completa la floración produce nuevas hojas y de mayor tamaño.

Los riegos han de ser generosos, manteniendo la tierra constantemente húmeda, no empapada, y alimentada con un fertilizante estándar desde finales del invierno.

Prefiere las temperaturas frescas, admite los climas invernales fríos incluso heladas poco intensas y pasajeras.

Por lo general la plaga que le ataca con frecuencia son las babosas, muy habituales en terrenos húmedos y que se alimentan de sus hojas devorando gran parte de ellas.

Las matas es conveniente que se dividan cada dos o tres años a finales del otoño.

Es en este momento cuando se puede aprovechar para examinar el estado de los rizomas, además de hacerse con nuevos ejemplares.




2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin