--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Dicksonia antarctica

Nombre común: Helecho arbóreo

Normalmente alcanza una altura de 2 ó 3 m, aunque en su entorno natural boscoso y muy húmedo de Australia y Tasmania, de donde procede, consigue llegar a alturas muy considerables, de mas de 10m de alto.

Tiene una particularidad que afecta a su tamaño y es la lentitud que se toma para llegar a tener una medida importante, alcanzar 1 metro puede llevarle bastantes años. Pertenece a la índole de las Dicksoniaceae.

Realmente cuando se adquiere un ejemplar de esta especie, podemos estar seguros que nos llevamos a casa un vestigio de la época jurásica.

Es relativamente fácil de cultivar si se le proporciona la elevada cantidad de humedad que necesita para progresar, esto es algo imprescindible en su desarrollo; jamás se debe cultivar en jardines que no mantengan una humedad constante y muy elevada.

Para cultivar el Helecho arbóreo en jardines de regiones de climas cálidos, habrá que acondicionar la zona donde se ubicará con plantas altas que le resguarden del sol directo para que traspase una luz solar filtrada, además de suministrar al entorno una humedad copiosa y que impere siempre.

Es perfecta para interiores, pero hay que ubicarla en un rincón fresco y bien ventilado, facilitándole toda la humedad que se pueda por cualquier método.

En verano hay que humedecer a diario la corona y el tronco con agua ligeramente tibia o al menos a temperatura ambiente, que nunca esté fría.

Por su inclinación original a la humedad extrema en su entorno, un periodo de sequía en el sustrato o ambiental, puede acabar en poco tiempo con este hermoso helecho.

El tronco está compuesto por un grueso rizoma erecto y los restos de las frondas viejas y cubiertos de una gran vellosidad castaña, a través de esta combinación crece la masa de raíces.

Las frondas son grandes, de color verde apagado y se expanden en una copa que alcanza hasta los 6 m de diámetro.

La forma de los tallos varían, ya que algunos crecen curvados y otros más insólitos con varias cabezas.

Como el resto de helechos, no produce flores.

Se puede mantener en maceta durante años, ya que tiene un crecimiento extremadamente lento.

Si se cultiva en maceta puede necesitar un trasplante cada 2 ó 3 años, luego, será suficiente con desechar el sustrato superficial y sustituirlo por uno nuevo. La corona de la planta puede ser eventualmente cortado y replantado, pero el tocón no se recupera.

Los ejemplares más pequeños deben pasar el invierno protegidos del frío, pero también alejados de la calefacción.

Al ser una planta de crecimiento tremendamente lento, su coste se ve encarecido de manera notable.

En caso de obsequiarse se convierte en un presente estimado.

La reproducción es muy laboriosa y tremendamente lenta, se realiza principalmente por esporas microscópicas que se producen en el envés de los frondes y en un invernadero apropiado; es imposible realizarlo en casa.

También se puede cultivar a través de los plantones que se desarrollan en la base del rizoma.


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin