--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Iresine lindenii

Nombre común Hojas de sangre

La Iresine pertenece a un género de plantas que están incluidas dentro de la familia de las Amaranthaceae. Estas plantas se localizan en regiones de la América tropical.

Se manifiesta como una admirable planta de crecimiento vertical y compacto follaje que alcanza 30 ó 40 cm de altura cuando se la cultiva en maceta para la decoración de interiores.

Esta especie requiere de una luz solar intensa, para ella la luz es esencial para que crezca saludable y pueda exhibir el color brillante de sus hojas.

La falta de luz puede llegar a decolorar sus hojas, si eso ocurriese hay que cambiarla de lugar.

Los tallos blandos y suculentos son de color rojizo que sostienen hojas con peciolos cortos, éstas son estrechas y largamente lanceoladas, de un exótico color rojo burdeos con una nervadura central más clara, que miden 8-10cm de largo.

Puede permanecer en el exterior durante todo el año siempre que se trate de regiones de climas anuales cálidos.
Se cultiva principalmente por su follaje de colorido intenso que resulta atractivo cultivado de forma solitaria, además de hacer un excelente contraste con otras plantas de hojas verdes.

El compost se debe mantener bien húmedo, así que habrá que regarla de forma abundante pero no en exceso.
En periodos de calor la humedad es muy importante, por lo que hay que pulverizar las hojas diariamente.

Es muy eficaz abonarla quincenalmente desde marzo hasta septiembre, con un fertilizante líquido añadido al agua de riego.

Las diminutas flores de la Iresine se presentan en densos racimos que superan en elevación la altura de la planta, son de color blanco amarillento y de escaso interés ornamental.

La floración tiene lugar a mediados de la primavera y es muy raro que se desarrolle en el interior.

Esta planta crece muy rápidamente cuando es joven y probablemente se deba que trasplantar cada temporada.

Se trasplanta en febrero o marzo, colocándola en una maceta una medida mayor.

Durante la temporada de crecimiento hay que recortar las puntas de los brotes para que adquiera forma de arbusto.

Entre octubre y marzo se riega sólo lo necesario como para que el sustrato no se seque.

Todos los posibles problemas suelen estar causados por la falta o el exceso de agua hace que sus hojas se marchiten, pierdan su color y se caigan.

Nunca hay que dejar que el compost se seque por completo, ni siquiera por un periodo corto de tiempo; por otra parte, tampoco hay que regarla en exceso ya que las raíces podrían pudrirse.

La propagación se muestra realmente fácil mediante esquejes de unos 10-12 cm de longitud, tomados en primavera o en otoño y plantados en sustrato apropiado.

En dos o tres semanas habrán desarrollado raíces y un par de meses después de comenzar la propagación se plantan los esquejes en macetas individuales y en un sustrato rico.




2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin