--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Gloriosa rothschildiana

Nombre común: Gloriosa

Esta es una planta trepadora de carácter perenne, conocida como planta de adorno de extraordinarias flores y que crece a partir de tubérculos alargados.

Esta planta vivaz pertenece a la familia de las Liliaceae.

Cada tubérculo es capaz de producir entre uno y cuatro tallos de una longitud de 1´5 o más. Sin embargo, estos tallos son débiles, por lo que necesitará de un apoyo que sobrelleve su crecimiento, que sucede efectivamente rápido.

Presenta en sus finos tallos unas lustrosas hojas muy alargadas en forma de lanza y de color verde intenso, estas desarrollan en su extremo unos zarcillos que son una especie de tallitos enrollados como un muelle.

Estos zarcillos le permite agarrarse a cualquier elemento que tenga a su alcance, gracias a los cuales puede trepar con naturalidad y sin límite.

Cuando los capullos comiencen a hincharse cosa que sucede muy a finales de la primavera o inicio del verano, hay que asegurarse de que la planta esté en un lugar cálido donde obtenga una elevada cantidad de luz.

Si las temperaturas son muy altas se debe pulverizar agua sobre las hojas, pauta que hay que seguir de manera regular para que modere el calor imperante.

Las hojas con los bordes resecos es señal de un ambiente demasiado seco, habrá que adecuar la humedad de su entorno lo más cercana a sus necesidades.

Cada dos semanas durante la primavera y el verano se debe abonar con un fertilizante para plantas de flor.

Su cualidad tropical le hace requerir de ambientes cálidos para evolucionar sin problemas, por este motivo se puede tener en el exterior mientras se de una condición climática favorable.

En el momento que la temperatura comience a ser desapacible hay que resguardarla en el interior hasta que la parte aérea de la planta se deseque.

Los tubérculos recién plantados han de regarse con precaución hasta que salgan los brotes, luego regar de forma generosa para mantener el sustrato uniformemente húmedo hasta que termine la floración y luego dejar de regar.

Hay que procurar que el sustrato no permanezca demasiado tiempo mojado, los tubérculos no resisten los encharcamientos ya que acaban pudriéndose.

Una vez que pierda todas las hojas hay que guardar los bulbos en un lugar seco.

La multiplicación se lleva a cabo mediante bulbillos que es el método más asequible.

A mediados o finales de invierno es el momento adecuado para plantar ejemplares de gloriosa porque de esta manera se conseguirá que florezcan a principios de verano.

Cuando comiencen a aparecer los primeros brotes hay que comenzar a regar el sustrato de modo gradual y exponerla a una fuente potente de luz.



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin