--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Ficus binnendijkii 'Alii'


Nombre común: Ficus de hoja estrecha

El género al que pertenecen los Ficus abarca cerca de 800 especies entre arbustos, árboles y trepadoras. Están integradas dentro de la familia Moraceae.

El Ficus de hoja estrecha es originario de regiones templadas de Asia.

De este Ficus se puede decir que es una planta fácil y resistente, que se encontrará muy a gusto dentro de casa, incluso en la terraza donde puede vivir durante años sin prestarle apenas atención.

Posee un elegante follaje y se convierte en un atractivo arbolito cuando crece.

Está formada por tallos flexibles recubiertos de hojas lustrosas y estrechas, puntiagudas, muy alargadas y de color verde oscuro.

Esta especie al ser de más bien de porte ceñido permite colocarlo en diferentes rincones de casa, sólo hay que tener la precaución de ofrecerle un lugar bien iluminado, ya que necesita plena luz, pero evitando el sol demasiado fuerte y directo.

Uno de los problemas en su cultivo proviene del exceso de agua, especialmente si se tiene la maceta demasiado tiempo sobre un plato lleno de agua.

El agua estancada provoca la marchitez de las hojas, su pérdida de color y a veces la caída de las mismas.

Hay que regular los riegos de acuerdo a la temperatura del momento.

En general la familia de los ficus tolera perfectamente las altas temperaturas y esta variedad no es una excepción, aunque requerirá un aporte extra de humedad a su alrededor durante el estío.

En los meses más calurosos conviene pulverizar con frecuencia toda la planta; una ducha en esta época la mantendrá fresca y conservará limpias sus hojas.

A partir del otoño hay que moderar los riegos dejando secar el sustrato entre riegos y suspender cualquier abonado hasta la llegada de la nueva temporada de crecimiento.

La floración sucede en la primavera aunque puede resultar poco visible; tras ella, le siguen unos frutos pequeños de color verde pálido.

La poda sirve para mejorar su forma y además, para limitar un desarrollo excesivo que en ocasiones puede ser un problema en el interior de los hogares.

La primavera es siempre la mejor época, tiempo en el que se activa su crecimiento.

Si es necesario pueden cortarse los tallos demasiado largos en otoño, o despuntarse para controlar la forma y el tamaño en cualquier época del año, libre de heladas.

Los ejemplares jóvenes que estén en el exterior hay que meterlos en casa antes que las temperaturas nocturnas sean demasiado frescas.

El mes de abril es el mejor momento para el trasplante, hay que hacerlo cada dos años, pero sólo si se desea que siga aumentando su volumen.

Todos los Ficus desprenden una sustancia espesa y blanquecina llamada látex cuando se corta un tallo o una hoja, que puede gotear y manchar, pero además, puede atraer a las plagas.

Es mejor limpiar las heridas abiertas.

En primavera, se toman esquejes de punta de 10cm de longitud.

Para evitar que el látex forme una capa sobre la base del esqueje hay que retirar las hojas inferiores del tallo y mantenerlo durante 30 ó 40 minutos en agua.

Luego se trata con hormonas de enraizamiento y se instala en una maceta rellena de un buen sustrato, colocándola a continuación en un lugar cálido y bien iluminado.



Otros Ficus


1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin