--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Lewisia cotyledon

Nombre común: Levisia

Durante mucho tiempo la Levisia ha sido una planta de rocalla poco común, pero afortunadamente en la actualidad se utiliza con mucha frecuencia en jardines rocosos.
Principalmente es entre las grietas de las rocas donde se desarrolla y asienta  en su hábitat natural de las Montañas Rocosas de Norteamérica.
Es un género de plantas suculentas de gruesas raíces rojas, que pertenecen a la familia de las Portulacaceae.
Comprende algo más de una veintena de especies persistentes, la mayor parte de ellas son bastante fáciles de cultivar, si se tienen en cuenta sus particulares exigencias, esto es, climas cálidos y atención al riego.

Aunque es perfecta para cultivar en contenedores, es en suelos pedregosos, o entre las fisuras de las grandes piedras de una rocalla donde quedará perfecta y resaltará mejor su atractivo.

Esta Lewisia es una especie de porte pequeño y gran belleza, que necesita para su desarrollo un suelo provisto de un buen drenaje y de una posición adecuadamente soleada.

Presenta unas rosetas de angostas hojas gruesas, lisas, carnosas, de 3 a 15 cm de largo, de color verde claro, con el limbo foliar que se ensancha en el extremo, siendo éste redondeado, los bordes generalmente están ondulados; en ocasiones, los bordes de las hojas jóvenes están suavemente dentados.

Las flores se agrupan en largas panículas, que surgen generalmente entre los meses de mayo y finales de junio, pero pueden florecer varias veces en un mismo año en los climas cálidos.

Cada flor puede tener hasta 15 pétalos anaranjados o melocotón, incluso de color blanco, sin embargo, por lo general, son de color rosa pálido adornados con bandas estriadas y coloreadas, que se oscurecen a continuación. Es una especie de facilidad de hibridación, lo que explica la variedad de colores.
Hay que protegerla ante todo de una excesiva humedad del suelo de cultivo y tratar de proporcionarle el mejor drenaje posible para que el agua sobrante no tenga problemas en fluir.
Es en el cuello de la planta donde reside su sensibilidad a la humedad ante los excesos de agua y que presenta el principal problema de cultivo, siendo en invierno cuando se debe tener especial atención de que el sustrato no se sature. Es preferible que padezca un periodo de escasez de agua que una demasía.
Prefiere disfrutar de situaciones de pleno sol durante todo el año, preferentemente cuando está en periodo de floración.
Aunque crece en cualquier tipo de suelos, le gusta que sean ligeramente ácidos y que estén bien drenados y sean algo arenosos.
Puede presentar ciertos inconvenientes si se la cultiva en jardines de zonas lluviosas, ya que el exceso de agua pudre las raíces y acaba con la planta.

La Lewisia posee largas raíces carnosas, por lo que puede ser algo dificultoso su trasplante si se encuentra en el suelo y se pretende disponerla en una maceta.
El fruto es una pequeña cápsula con semillas finas. Cada ejemplar suele producir las semillas necesarias para formar un interesante número de nuevas plantas.
Se multiplica con facilidad por medio de semillas, se siembran cuando alcanzan la madurez y germinan con celeridad.



5 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin