--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Alyogyne huegelii

Nombre común: Hibisco huegelii

Se tata de un género botánico compuesto de cuatro especies procedentes de Australia y con un carácter perenne.

Integrado dentro de la familia de las Malváceas, el Alyogyne está estrechamente relacionado con el Hibisco, al que le une un cierto parecido y un semejante cultivo.

Hasta hace poco tiempo esta planta estuvo incluida botánicamente en el grupo de los Hibiscus, con el nombre de Hibiscus huegelii.

Es un arbusto abierto, muy ramificado, resistente y con un crecimiento ágil que presenta una magnífica floración. Conforma una mata arbustiva de holgado tamaño, alcanzando un porte de entre 1´5 y 2 metros de altura, en su ambiente natural toma un aspecto arborescente.

Las hojas son de color verde brillante, de hasta 7 cm de largo, están cubiertas de una fina capa de pelusilla, son rugosas, onduladas, con los nervios bien marcados, profundamente lobuladas entre 3 y 5 hendiduras y los márgenes irregulares.

Las flores son grandes, muy abiertas y tienen cinco pétalos ligeramente superpuestos en la base, llegan a alcanzar un diámetro de hasta 12 cm, y de ellas sobresalen visiblemente los filamentos. Al igual que los Hibiscus, las flores del Alyogyne duran un solo día, pero florece incansablemente desde finales de primavera hasta el final del verano.

Pese a que las flores frecuentemente se encuentran en una tonalidad azulada, también se pueden localizar en blanco, violeta y rosa.
Las flores son seguidas por la aparición de cápsulas que contienen pequeñas semillas verdes.
Requiere un emplazamiento cálido y luminoso, agradece las situaciones soleadas con cierta protección ante el fuerte viento.

Cuando se encuentra en pleno periodo de floración hay que regarla abundantemente, en invierno requiere menos agua. Las plantas bien asentadas requerirán de un menor aporte de agua, efectuando los riegos sólo cuando el sustrato se encuentre seco.

Tiene una tolerancia moderada a las heladas de poca intensidad, pero en zonas de inviernos rigurosos requerirá de algún tipo de protección ante las heladas intensas y prolongadas.

Acepta diversos tipos de suelos, pero se desarrolla mejor en un sustrato rico y bien drenado, de manera que conserve una buena permeabilidad para que el agua de riego no llegue a estancarse.

Cada año y después de la floración, resulta primordial proceder a realizarle una poda contundente, ya que este arbusto tiene tendencia a desarrollarse de manera desordenada y a perder el follaje de las ramas más bajas, sobre todo a medida que envejece.

La poda logrará transformarlo en un arbusto denso y mas compacto, que florecerá de modo más profuso en la siguiente primavera.

Las bajas temperaturas puede provocar la caída de los brotes, para que esto no suceda se debe proteger la planta con algún material que la rodee, principalmente si está cultivada en una maceta y en el exterior.

La mejor manera de multiplicar al Alyogyne es realizarlo por medio de esquejes de madera blanda, en primavera.

Otros Hibiscus

3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin