--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Plantas para decorar

Decoración en interior

Las plantas empleadas en interiorismo son muy importantes, además de dar vida a las estancias tienen diversos beneficios estéticos y psicológicos.

Los beneficios de tener plantas en casa son tan importantes, que obliga a no pasarlos por alto.

Cualquier planta por pequeña que sea hace más agradable el ambiente, tienen el poder de tranquilizar y reducir la tensión, entre otras cosas.

Por otro lado, consiguen que los niveles de gases nocivos que proliferan a nuestro alrededor se mantengan a raya.

Hay una gran variedad de especies con distintas formas y colores con las que se puede conseguir grandes combinaciones con el mobiliario y la tendencia decorativa que disfrute cada casa.

Lo primordial está en elegir siempre especies que se adapten a las condiciones de luz, temperatura y humedad que se tenga en el lugar que se va a ubicar dentro de casa.

Para rincones con poca luz son recomendables especies como la Alocasia, el Ciso, el Helecho o el Caladio.

Aunque nos puedan gustar las plantas de naturaleza tropical, si no residimos en un lugar con las condiciones de humedad necesarias, no debemos emplearlas.

Para ambientes elevadamente secos son aconsejables y más apropiados los cactus o las plantas crasas.

Cuando se coloquen grandes ejemplares dentro de casa, nos debemos fijar si la habitación es lo suficientemente amplia y si estamos seguros de que el paso constante por la zona no las maltratará y cabará por deteriorarlas.

Una buena forma de acertar con las diversas alternativas que ofrece este tipo de decoración, consiste en seleccionar plantas en una variada gama de olores.

Así por ejemplo, una mezcla de frescos verdes transmitirán calma y tranquilidad en el estado de ánimo.

Otro elemento que no debemos pasar por alto es el contenedor o maceta, interesa escoger un diseño bonito para complementar la decoración que aporta el ejemplar.

Muchas de las plantas que se emplean para interior necesitan unos cuidados distintos a los que requieren las plantas de exterior, por ello, si pretendemos tener una representación de la naturaleza viva dentro de nuestra casa, conviene tener en cuenta sus necesidades y forma de desarrollo.

Además, hay que saber adaptarlas a nuestro hogar y conocer la temperatura ideal para cada especie.

La temperatura más adecuada para la mayoría de las plantas de interior es de unos 20-22 grados en las estaciones cálidas, en invierno no deben bajar de los 13º C.

En un primer momento, cuando se ponga la planta en la habitación por primera vez, se debe dejar que se aclimate.

Para saber cuales son los requerimientos principales de la planta, lo mejor es informarse en el lugar que se adquiere, de esta forma, se evitarán problemas posteriores.

En invierno, hay que tener cuidado de no colocar las plantas con sensibilidad al frío cerca de ventanas. Si lo que no aguantan es el calor, evitar siempre situarlas cerca de fuentes de calor como estufas o radiadores.

Otro de los aspectos a tener en cuenta son las corrientes de aire. Hay que evitar a toda costa que las plantas estén en zonas de la casa donde se produzcan este tipo de anomalías.

Tanto el aire frío como el caliente les perjudican, así como los cambios bruscos de temperatura.

Algunas plantas son más adaptables que otras, esto es algo a tener en cuenta cuando adquiramos un ejemplar.

Una de las cosas más importantes es conocer las condiciones climáticas de su lugar de origen, de este modo se les puede ofrecer un ambiente lo más parecido posible al original.



2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin