--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Abutilon megapotamicum

Nombre común: Abutilón

Este género que integra a numerosas especies englobadas dentro del grupo de las Malvaceae, plantas originarias de regiones templadas y cálidas.

El Abutilón es un arbusto de hojas semi-caducifolias, muy ramificado, con ramas delgadas, flexibles y arqueadas, con tendencia a tumbarse y descansar en el suelo por no poder soportar su peso, por este motivo requiere de guías para dirigirse de forma erguida.

Sólo se cultiva en exterior de forma permanente en zonas de clima templado, en el resto generalmente se disfruta como planta de temporada. Alcanza una altura de hasta 1´80m, en maceta bastante menos.

Las hojas más bien pequeñas y de disposición alterna son de color verde o con manchas irregulares blancas y amarillas, lanceoladas, con los bordes festoneados.

La variedad llamada Abutilon megapotamicum 'variegata' es muy decorativa pero un poco más delicada.

Las flores son colgantes, muy llamativas tanto por su singular apariencia que semejan a pequeños farolillos como por la intensidad de los colores, formadas con un vistoso cáliz rojo del que emergen los pétalos de color amarillo limón.

En los miembros de esta familia, los filamentos de los estambres se unen para establecer una pequeña columna que se forma debajo de los pétalos, que resulta muy característico en esta especie.

Se cubre con una abundante y dilatada floración desde el mes de mayo a septiembre.

Una humedad media será adecuada si la temperatura no es muy alta, en caso contrario necesitará una atmósfera más húmeda para mantener toda la planta en buenas condiciones.

El riego ha de ser abundante en verano y con una proporción menor en invierno.

Añadir cada diez días un fertilizante que contenga una parte alta de fósforo, que es el encargado de estimular el crecimiento de flores, durante toda la etapa de crecimiento.

Necesita una exposición de pleno sol si el emplazamiento es fresco, en zonas de veranos demasiado calurosos es mejor ubicarla en un lugar muy luminoso sin incidencia directa de sol.

Cuanto más luz reciba mejorará su florecimiento, que puede ocurrir continuamente si la temperatura es correcta.

Tiene cierta resistencia al frío pero siempre que sean por periodos muy cortos, el frío provoca que las hojas se marchiten y caigan.

En regiones de inviernos severos con fuertes nevadas, será conveniente cultivarla en maceta para poder guardarla fácilmente en el interior o en un lugar abrigado.

Al inicio de la primavera hay que eliminar las partes que hayan sido dañadas por el frío y todas las ramas viejas; la poda logrará un ejemplar más frondoso.

Para reproducir el Abutilón se debe hacer preferiblemente en primavera o a principios del verano, tomando tallos semi-leñosos o tallos maduros. Se mantienen a unos 18ºC bajo una cubierta plástica, aireándolos frecuentemente.


Blog Widget by LinkWithin