Fichas de plantas (no cactus)
               

19.10.09

Chlorophytum comosum

Nombre común: Cintas
 
Es una de las plantas más conocida y utilizada en un buen número de hogares por la elegancia de sus gráciles hojas y la sencillez de su cultivo.

Está considerada como unas de las plantas que mejor contribuyen a mejorar la calidad del aire de los espacios donde se la cultiva.

La gran popularidad que disfruta la Cintas deriva en la absoluta facilidad para desarrollarse  tanto en interior como en terrazas o jardines sombreados.
 
Forma una mata tupida de largas y estrechas hojas curvadas, con un crecimiento vigoroso, y el estimado mérito de no ser muy exigente en sus cuidados.

Se adapta bien a lugares con poca luz o semisoleados y a atmósferas secas, aunque su belleza será resplandeciente si la situamos en un lugar con abundante luz y humedecemos a menudo el follaje con agua, así mantendrá limpias y frescas sus hojas.

Un emplazamiento con una buena iluminación ayudará a que el matiz verde y crema de las hojas resulten más vivos; en las estancias demasiado oscuras las hojas tienden a perder variegación.

Si la planta sufre de escasa humedad ambiental o en el sustrato las puntas de las hojas se secan, si esto sucede hay que elevar la dosis de agua en el riego y la humedad de su entorno.

Responderá de forma admirable a los riegos generosos en las estaciones más calurosas y algo más moderados el resto.

Desde el mes de marzo hasta finales de septiembre se debe añadir cada diez días un fertilizante líquido para plantas verdes, al agua de riego.

La Planta araña se convierte en una espectacular planta cuando se coloca en una cesta colgante o en un lugar elevado donde se le permita desplegar sus elegantes hojas sin problemas.

Actualmente se cultiva casi exclusivamente la variedad "Variegatum", que exhibe franjas blancas o amarillo cremoso a lo largo de las hojas; aunque el color originario es en realidad verde. Hoy en día resulta algo complicado encontrar esta planta con el follaje totalmente en verde.

De los largos  y colgantes tallos, que produce generalmente en verano pero que pueden aparecer en otras épocas del año, surgen en sus extremos pequeñas florecillas de color blanco, carentes de interés decorativo por ser poco llamativas, pero, es de donde surgirán numerosa plántulas o retoños de futuras plantas.

La Cintas produce nuevos hijuelos al final de los largos  tallos constantemente, por lo que resulta sencillo hacerse con un buen número de ejemplares con facilidad.


La mejor época para trasplantarla es en primavera, aunque se puede realizar en diferentes periodos del año.

La reproducción es muy sencilla: los hijuelos se introducen en la tierra de una maceta o en el suelo del jardín, en cuanto hayan arraigado se corta el tallo que lo une con la planta madre.

Los hijuelos también pueden arraigar en un recipiente con agua, cuando las raíces alcancen unos 3 cm se plantan en una maceta con sustrato.






No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin