--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Primula acaulis

Sinonimia: Primula vulgaris

Nombre común: Primavera - Prímula

La Primula acaulis es una planta de pequeño tamaño, muy compacta, de grandes hojas y con un gran poder decorativo gracias a sus coloridas flores.

Al igual que su pariente cercano la Primula obconica tiene las mismas necesidades. Son resistentes al frío y su floración se produce hacia finales del invierno y permanece hasta bien entrada la primavera.

La especie original de esta Prímula es amarilla, pero es innumerable la amplia variedad de colores que se puede encontrar las flores de los híbridos, generalmente todos con una mácula amarilla en el centro.

Debido a la excelencia de sus tonalidades se emplea ampliamente en jardinería para configurar interesantes agrupaciones aisladas, en arriates u otras formaciones.

Cuando se cultiva en exterior hay que emplazarla en zonas donde la temperatura no sea demasiado alta y procurar que goce de cierta humedad ambiental, ya que esta planta no soporta el calor ni la falta de humedad.

En ubicaciones donde el sol llegue a ser demasiado fuerte es mejor disponerla en una situación de semi-sombra o incluso a la sombra.

Generalmente se emplea más como planta ornamental de interior que una vez finalizado su ciclo vital se desecha.

El mejor emplazamiento en este caso se encuentra donde goce de una buena luminosidad y el entorno sea fresco, es la mejor manera de que florezca sin cesar y presente un buen aspecto.

Para ayudar a mantener una humedad ambiental alta se debe humedecer las cercanías del ejemplar, pero sin mojar ni flores ni hojas, el efecto del agua sobre la superficie puede deteriorarla notablemente.

Precisa de riegos regulares y abundantes para mantener el sustrato húmedo, sin embargo no se debe saturar el compost o se pueden pudrir sus raíces.

Se multiplica relativamente fácil y rápido por medio de semillas plantadas en primavera o verano. Estas plantas y sus raíces son utilizadas para fines medicinales.

Las Primulas o Primaveras se han cultivado como plantas ornamentales desde hace siglos, aunque ahora existe un sinfín de de híbridos, algunas de las cuales poseen pelillos urticantes capaces de desencadenar reacciones alérgicas en personas sensibles.

Las flores de primavera se han usado como ingredientes de vinos y otras bebidas alcohólicas. También se han empleado como cosmético, para tratar las pieles secas y grasas y lavar granos y verrugas y estirar las arrugas.

Antiguamente se trituraban las flores secas y se mezclaban con harina de avena o maíz para emplearlas como limpiador cutáneo.


Coloridas y alegres Prímulas ➤     Primula obconica


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin