Fichas de plantas (no cactus)
               

9.8.08

Azalea japonica

Sinonimia: Azalea indica

Nombre común: Azalea

La colorida Azalea proporciona un ambiente muy acogedor en invierno y es una de las plantas favoritas en la época navideña. Las hay de flores simples y dobles, y existe una gran variedad de relucientes colores que son su mayor atractivo.

La Azalea es un tipo de Rododendro y la mayoría son variedades del Rhododendron simsii, una especie procedente de China. De forma natural las Azaleas florecen en primavera, pero los cultivadores fuerzan una floración entre el otoño e invierno.

Las flores pueden ser de cualquier tonalidad de rojo, anaranjado, rosado, blanco y multicolores; las plantas son pequeñas, redondeadas, casi siempre verdes y alcanzan una altura de entre 45 y 50 cm. si son mantenidas en macetas, en el jardín pueden superar el metro de altura.

Son de larga duración y la mayoría de ellas muy resistentes siempre que se siga uno de los requisitos fundamentales para esta planta: que la tierra esté constantemente húmeda, sobre todo si se cultiva en maceta.

El tipo correcto de tierra también es vital para la Azalea, debe ser un sustrato ácido (en el mercado existen tierras para este tipo de plantas).

Cuando está en flor necesita riegos muy abundantes y frecuentes, por lo general cada dos días, incluso a diario si hace calor para mantenerla mojada y no sólo húmeda (en el caso de la Azalea es mejor pasarse con el riego a que pueda sufrir una ligera sequía).

Es imprescindible que el agua del riego sea blanda, que no contenga cal, ya que el agua alcalina puede hacer que las hojas se vuelvan amarillas, su uso prolongado acabará con la planta.

Se abona durante la temporada de floración cada 15 días con un fertilizante específico para plantas ácidas; la falta de nutrientes hace que las hojas nuevas sean pequeñas al igual que las flores o que estas no aparezcan.

La luz abundante resulta también un factor esencial, pero sin que reciba los rayos directos del sol ya que podrían quemar las hojas y producir un efecto desastroso sobre la planta.

Cuando la Azalea deja de florecer (normalmente al inicio de la primavera) se debe quitar todos los vestigios de flores muertas y cualquier tallo demasiado largo, efectuando una leve poda, sin cortar demasiado dado que podría perjudicar la floración del siguiente año

Este es un buen momento para cambiarla de maceta si es que lo necesita porque el cepellón se encuentra lleno de raíces, a una un poco mayor.

En primavera se debe sacar al exterior la Azalea asegurándose de que se mantenga bien húmeda durante todo el verano y se vuelve a llevar al interior a finales de septiembre.

Se propaga a inicios del verano por esquejes de unos 8 cm de longitud impregnado en hormonas de enraizar y se plantan en un pequeño tiesto lleno de turba y arena, se cubren con una bolsa de plástico transparente (aunque lo mejor es un propagador), manteniéndolos húmedos con una temperatura cálida hasta que enraicen.

Al comprar una Azalea siempre debemos observar que el ejemplar tenga abundantes hojas tersas, de aspecto fresco y numerosos pimpollos, si tiene algunas hojas marchitas o amarillentas, es mejor elegir otra ya que es probable que en pocos días la planta se nos muera.








© 2013  plantasyflores@hotmail.es /  PageRank4  Perfil del autor  /  AVISO LEGAL  /  Enlaces  /  Contacto





                                 
Blog Widget by LinkWithin