--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pimelea ferruginea

Nombre común: Flor de arroz

Este es un género compuesto principalmente por arbustos, oriundos de Australia y Nueva Zelanda.

Este arbusto de moderadas proporciones, se desarrolla de forma natural en zonas arenosas de la costa australiana, es aquí donde se encuentra su origen.

A muchos de los componentes de este grupo se les conoce popularmente con el nombre de "Flor de arroz".

Esta planta que nos ocupa es quizás la más conocida y popular para muchos jardineros, principalmente es admirada en Australia.

Su cultivo logra convertirse en un auténtico deleite en zonas donde disfruten de temperaturas veraniegas calurosas y sobre todo de inviernos suaves.

Pertenece a la familia Thymelaeaceae, que agrupa géneros y especies procedentes de Oceanía. Conforma una atractiva mata redondeada y compacta de no más de 1 metro de altura y algo más de contorno.

Los tallos nacen desde la base de manera proporcionada y están densamente cubiertos de pequeñas hojas brillantes y de color verde oscuro, dispuestas en dos pares de filas opuestas.

La ventaja de su moderado porte hace que sea adecuada tanto para cultivar en terreno como en macetones.

En cualquiera de las opciones se debe procurar que la planta quede situada en una zona soleada, admite las situaciones sombreadas pero la floración será pobre.

Hacia mediados de la primavera, la planta se corona de un sinfín de cabezuelas florales, que se encuentran colmadas de pequeñísimas flores constituidas por cuatro pétalos de color rosa brillante y largos filamentos sobresalientes.

Otras variedades poseen las flores en tonalidades rosa pálido o blanco, colores que también destacan sobre el verde profundo del follaje.

La floración se prolonga hasta bien entrado el verano, pero la mata aun sin flores sigue siendo muy ornamental gracias a su follaje.

Es de considerar que esta especie se adecua perfectamente a los jardines o terrazas cercanos al mar, dado que soporta bien los ambientes salinos y arenosos que asemejan a su propio hábitat natural.

Requiere de regados comedidos, humedecer en profundidad el terreno y dejar luego que casi se seque para regar de nuevo, las plantas en contenedores necesitan riegos más frecuentes.

Acabado su periodo activo conviene efectuar una poda sobre el ramaje, de esta forma mejora el aspecto y prolonga su crecimiento compacto.

Los tallos excluidos de la poda pueden servir para hacerse con nuevas plantas.

Este es el método más utilizado para la propagación, aunque mediante semillas también es posible.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin