--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Echeveria agavoides



Nombre botánico: Echeveria agavoides

Otros nombres: Urbinia agavoides - Echeveria obscura

Nombre común: Echeveria

Familia: Crassulaceae

Origen: Crece en áreas rocosas de la zona central de México.

Cualidad: Se pueden localizar un buen número de cultivares de incontables matices: granate, rojo, burdeos, etc.

Descripción: Es una suculenta de naturaleza perenne, que forma una roseta densa de hojas gruesas que acaban en una pronunciada punta, rematada por un trazo de color rojizo.
La superficie de las hojas es liso y de color verde claro, aunque puede pasar a ser total o parcialmente rojiza si la incidencia del sol es intensa y prolongada.

Disponer: Las rosetas no son demasiado grandes por lo que un contenedor pequeño será una buena opción, cambiándolo cuando la planta lo colme.

Periodo de floración: Florece en primavera.

Flor: Las largas varas florales portan en su extremo numerosos racimos de flores con forma de farolillos, de color rosa anaranjado con el interior amarillo.

Situación: Una ubicación semi-soleada es la mejor dado que el sol intenso puede quemar las hojas afeando su aspecto. En interior hay que situarla lo más cerca posible de una ventana.

Riego: En los periodo de calor humedecer el sustrato en profundidad y esperar a que casi se seque por completo y regar de nuevo; en invierno regar de forma esporádica.

Cuidados especiales: Como sucede con todas las plantas crasas los problemas proceden del abuso de riegos. Es capaz de soportar la falta de agua sin demasiados problemas pero puede afectar a la buena apariencia de la planta.

Abonado: Se debe proceder de manera tan austera como sucede con el resto de plantas suculentas. Unas cuantas gotas una vez al mes entre la primavera y verano.

Curiosidades: El apelativo de "agavoides" se adjudica por su particular parecido de sus rosetas con los Agaves.

Reproducción: Para hacerse con nuevas plantas se puede utilizar tanto esquejes de tallo como de hoja. Tras tomar los esquejes hay que dejar que cicatricen durante unos días y luego plantarlos en un sustrato arenoso.
La propagación es fácil y viable a lo largo de todo el año, manteniendo los esquejes en un lugar con calor y regándolos escasamente.



Otras Echeveria

No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin