--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Crassula rupestris

Nombre común: Crasula rupestris

La familia de las Crassulaceae a la que pertenece esta planta, comprende un gran número de especies suculentas originarias de numerosas partes del mundo, pero en su mayor parte son naturales de Sudáfrica.

Esta encantadora suculenta de carácter perenne, muestra toda su belleza principalmente cuando está en plena floración. No obstante su pequeño follaje es también muy interesante.

Evoluciona como una planta postrante, dado que los tallos tienden a ceder antes de alcanzar los 15 cm de altura, lo que la lleva a mostrarse excelente para exhibirla en una maceta u otro recipiente colgante.

Es una planta que tiende a crecer más a lo ancho que a lo alto, gracias a los cuantiosos tallos que van surgiendo.

La planta tiene un desarrollo muy ramificado, y los tallos que la componen son suculentos hacia los extremos terminales y algo mas leñosa en la base.

La floración surge en racimos densamente cubiertos de pequeñas flores sobre la terminación del tallo. El color de la floración puede variar de un rosa pálido a otro mucho más intenso.

Las inflorescencia aparecen por lo general entre mediados de la primavera e inicios del verano.

Sobre esta espléndida suculenta hay que señalar que posee un desarrollo bastante lento, y se necesitan varios años para logar un ejemplar compacto con un tamaño notable.

Su moderado tamaño hace preferible que se cultive en contenedores no demasiado grandes, mejor ir aumentando el tamaño a medida que lo haga la planta.

Agradece que se la ubique en una posición soleada, o al menos donde reciba una luz intensa.

Las ubicaciones a pleno sol hace que las hojas se tornen algo amarillentas y los bordes rojizos, cosa que hace a la planta muy llamativa. Ahora bien, el sol potente del verano le puede afectar.

En los periodos calurosas hay que regarla de manera generosa y esperar que el sustrato esté seco antes de regar de nuevo. En invierno regar sólo esporádicamente.

Puede requerir cierto recorte en los tallos cuando las hojas nazcan muy separadas unas de otras y dejen ver demasiado tallo.

Necesita de protección ante el frío intenso y prolongado, las heladas pueden deteriorarla o incluso acabar con ella. Nunca regarla cuando exista frío intenso.

Se propaga con sobrada facilidad en verano mediante trozos de esquejes, que se deben dejar secar durante unos días antes de plantar en un sustrato para cactus.






No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin