--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pellaea rotundifolia

Nombre común: Helecho botón
Es un hermoso helecho pequeño, de delicado follaje que crece silvestre en diversas partes del mundo, como Nueva Zelanda y el continente americano. Pertenece a la familia Polypodiaceae.

La apariencia de la Pellaea no es la del típico helecho, no obstante sus frondas como la mayoría de los helechos, forma una roseta espesa y arqueada.

Esta característica la hace ideal para cestas colgantes pequeñas, macetas de pared o pedestales. Su cuidado es fácil, siempre que se preste atención a la luz y el riego.

Es una planta que pese a su reducido tamaño es altamente decorativo gracias a sus oscuras hojuelas que crecen a lo largo de tallos curvados hacia abajo, delgados pero fuertes, que se mantienen erguidos alrededor de la base de la maceta.

Las reducidas hojas de color verde oscuro suelen ser más redondeadas en las plantas jóvenes y ovales en las maduras, nacen alternas a ambos lados de los tallos y tienen los bordes levemente dentados.

La temperatura ideal de ambiente debe rondar los 21ºC, si sube esta medida, habrá que rociar la planta con bastante regularidad, y si es posible con agua templada.

Los riegos han de ser generosos, de manera que el sustrato se mantenga siempre húmedo, es de vital importancia que no se seque nunca por completo.
Si por descuido las hojas y los tallos se deshidratan por falta de riego, es imposible recuperarlas.

No le agrada que le quede agua fría sobre sus hojas, por lo que se debe escurrir bien el agua sobrante del riego.

Entre el mes de mayo y septiembre es adecuado añadir unas gotas de fertilizante líquido al agua de riego, cada dos semanas.

La Pellaea continúa creciendo durante los meses invernales en vez de pasar por un periodo de descanso como la mayoría de las plantas, aunque es mejor no abonarla y procurarle una temperatura alrededor de los 13ºC.

Es importante cada año (sobre el mes de marzo) inspeccionar la raíces, extrayendo con cuidado la planta de su maceta; si la masa de raíces han llenado el recipiente por completo es hora de trasplantarla a otra maceta un número más grande.

Dado que los helechos no producen flores ni frutos y su método de reproducción difiere del resto de las plantas, sólo cuenta con un par de procedimientos.

El usual y por lo tanto el más factible es el fraccionamiento de la mata en tantos trozos como permita su tamaño.

Hay que fraccionar el cepellón cortando a través de los carnosos rizomas si es necesario y se plantan en macetas separadas, tratando cada fracción con cuidado durante un tiempo, pero como si fuesen plantas establecidas.

Esto es preferible hacerlo hacia mediados de la primavera, cuando las temperaturas sean más cálidas.



Blog Widget by LinkWithin