--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Geranium himalayense

Nombre común: Geranio Himalaya


Los geranios son plantas con un carácter perenne, populares y bien conocidas, las diferentes variedades se han convertido en plantas utilizadas en jardinería de todo el mundo.

Por lo general, este género describe plantas con un largo periodo de floración, brillantes y coloridas flores.

A diferencia de otros muchos Geranios que por lo común gustan de temperaturas altas y de exposiciones bien soleadas esta variedad prefiere emplazamientos semi-soleados.

Le favorece las ubicaciones frescas gocen de cierta humedad, ya que en su lugar de origen incluso las temperaturas estivales son suaves.

Este Geranio es natural de diversas regiones del Himalaya, de ahí procede su denominación. Pertenece a la familia de las Geraniaceae.

Es una planta que llega a ofrecer una buena y extensa cobertura de suelo, así como la disposición de armonizar extraordinariamente con otras plantas de flor que demanden las mismas exigencias, prospera incluso debajo de los arbustos.

Tiene un promedio de crecimiento bastante rápido y es valiosa su resistencia que le permite adaptarse a regiones frías y templadas.

Es de apreciar su facilidad de cultivo y la capacidad de formar montículos con una densa masa de atractivas hojas.

Las hojas tienen la peculiaridad de ser profundamente lobuladas y permanecen verdes hasta la llegada del invierno, momento en que suelen tomar una vistosa coloración rojiza-anaranjada, en algunas ocasiones esto ocurre ya en cuanto se presenta el frío de la época otoñal.

La mata compone una masa de flores que asoman por encima del follaje, éstas tienen cinco pétalos de color azul violeta con el centro blanco, punto de donde parten finas venas púrpura que no alcanzan el borde.

La floración comienza a mediados del mes de mayo y prosigue engalanando el jardín de manera casi continuada hasta bien entrado el otoño.

Es posible que en algún momento durante el verano deje de florecer durante un corto espacio de tiempo, momento en el que se puede dar un pequeño recorte a los tallos y aprovechar para limpiar y eliminar hojas y tallos secos o estropeados.

Esta acción rejuvenece la planta y le induce a proseguir con su fecunda floración durante algún tiempo más.

Le gusta las situaciones soleadas, pero se debe proteger del sol de la tarde en regiones de climas cálidos.

Conviene regarla de manera generosa hasta que haya pasado su periodo de floración, ocasión en la que se debe reducir la cantidad de riego.

La propagación no presenta problemas y por lo habitual resulta bastante fácil.

El método más simple consiste en dividir la mata a principios de la primavera, con su parte de raíces correspondiente.

También se puede multiplicar en primavera mediante semillas que tardan en germinar unas tres semanas.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin