--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Proteger las plantas en otoño



A partir de este mes hay que asegurar que el frío y el viento no cause daños en la terraza y el jardín, para ello se deben tener listas todas las protecciones para nuestras plantas, especialmente cara a las especies más delicadas.

Este es el mes de la pre-poda de los rosales, de retirar de la tierra los tubérculos y guardarlos en sitio fresco y seco, y de cortar la parte aérea de las vivaces que van a entrar en reposo.

Las plantas que estén en tiestos pequeños se pueden guardar en un mini-invernadero de quita y pon o protegerlos de alguna otra manera.

Los ejemplares que se hallan en terrazas abiertas están particularmente expuestos al viento y al frío, por lo que ya va siendo hora de buscar un espacio apropiado y pasarlas al interior.

En el caso de las terrazas con cierre, las plantas pueden permanecer allí todo el tiempo, siempre que las temperaturas no bajen demasiado en esa estancia.

Todos los ejemplares que estén es su periodo de descanso no se deben abonar, así como reducir la frecuencia de los riegos, al crecer menos disminuye sus requerimientos. El exceso de riego podría favorecer la pudrición de las raíces.

Las plantas de interior ya comienzan a reducir sus necesidades al mínimo, sin embargo, respecto a la humedad se muestran especialmente exigentes, ya que la calefacción reseca mucho el ambiente.

Las que más sufren son las plantas en flor, porque la sequedad y las temperaturas elevadas son los mayores enemigos de las flores.

Ahora es el momento que las trepadoras necesitan una buena poda si han crecido demasiado, después de recortar los tallos más largos se vuelven a atar a su tutor para asegurar que el viento no los tumbará.

También hace falta revisar las sujeciones de las plantas con tutores y cambiarlos si están muy deteriorados.

Antes de que empiecen las heladas conviene colocar una capa de acolchado de unos 10 cm de espesor en los macizos que estén todavía en flor, esto protegerá las raíces del frío impidiendo que el suelo se hiele.

El frío y la humedad hacen más sensibles a las plantas y les llevan a contraer enfermedades, sobre todo las producidas por hongos, que proliferan cuando se combinan humedad y bajas temperaturas.

Es el caso de la botritis o moho gris: es un hongo microscópico que produce en la base de los tallos una especie de polvillo de color gris que luego se extiende por las hojas. Puede atacar a cualquier planta.

Las macetas que se queden en el exterior es mejor que no permanezcan en contacto directo con el suelo, el exceso de agua de la lluvia puede empapar con exageración el sustrato, sin permitir que desagüe correctamente por el agujero de drenaje, asimismo, el suelo helado perjudica a las raíces.

En este caso es preferible que la base del tiesto descanse sobre un plato para macetas puesto bocabajo.

En esta época, que el otoño ya está bien avanzado, hay un numeroso grupo de plantas en flor para alegrar el hogar: ciclamen, violeta africana, el espino de fuego o la pernetia con sus coloridas bayas, brecinas, pensamientos, azalea, etc.

Todas ellas, se deben acomodar en un lugar fresco y con una máxima iluminación para que les ayude a prolongar su floración, incluso pueden llegar en flor a la estación invernal.





1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin