--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Haemanthus albiflos

Nombre común: Brocha de pintor - Brocha de pintar

Los Haemantus son plantas notables de invernadero, cuyo cultivo no presenta dificultades si se atiende a ciertos requerimientos.

Esta planta es poco resistente y más propia de interior, gracias a la extraordinaria belleza de sus flores que hacen de ella un elemento muy ornamental.

El lugar donde se encontrará más a gusto es en una situación moderadamente soleada.


Esto no quiere decir que los ejemplares de Haemantus no se puedan exponer en el exterior, simplemente que necesitan de una zona ajardinada protegida o de terrazas amparadas de la severidad del mal tiempo y donde gocen de algunas horas de beneficioso sol.

El pequeño grupo compuesto por los Haemanthus pertenece a la familia Amaryllidaceae, y tienen su origen en el sur de África, en zonas de lluvias frecuentes. Algunas de las especies de esta conocida familia son utilizadas como plantas medicinales, ornamentales, hortícolas o de condimento.

La Brocha de pintor, como es conocida esta planta por el evidente parecido de sus flores con dicho utensilio, resulta una planta maravillosa que se obtiene a través de bulbos, éstos se desarrollarán sin problemas en un clima adecuado.

Las hojas son anchas, en forma de lanza, de color verde oscuro, brillantes y suaves al tacto con los bordes cubiertos de pelillos cortos y blanquecinos.

Las flores de esta especie son muy distintivas agrupándose con el nombre botánico de umbelas, constituidas por flores blancas situadas en tallos robustos y pilosos con una altura máxima de 30 cm, y que sobresalen por encima de las hojas de talla más reducida.

Cuando asoma la flor la custodian una serie de brácteas verdosas que rodean y recogen la cabeza compuesta por innumerables estambres densamente agrupados y anteras amarillas brillantes, el conjunto asemeja a una brocha o a una borla.

Cada flor permanece en la mata unas dos semanas, tras lo cual surgen unas bayas globosas de color verde pálido que toman una coloración rojo brillante cuando están maduras.

Mientras se encuentra en su periodo vegetativo se debe abonar regularmente con un fertilizante líquido para bulbos, tras la floración la planta entra en una fase de reposo, pierde poco a poco sus hojas y es en ese momento cuando se deben suspender los riegos y los abonos.

 
De cualquier forma, los bulbos muy enraizados es preferible dejarlos en la tierra el máximo tiempo posible en su periodo inactivo.

Al terminar la floración se reducen los riegos y estos se paran cuando el follaje se torna amarillento. Los bulbos se guardan hasta que llega el tiempo de volverlos a plantas en la próxima estación.

Se propaga mediante bulbillos o por la división de los bulbos, pero es un proceso lento y algo complicado.


De la misma manera se puede propagar a través de semillas que se han de sembrar desde finales del invierno hasta principios del verano, una vez que los granos han madurado.
Esta especie de floración otoñal se debe plantar entre marzo y abril.

Sólo es necesario trasplantarla de maceta cada 3-5 años cuando el bulbo sea demasiado grande para el tiesto.
Los contenedores para plantas los bulbos no debe ser demasiado profunda, ya que en su estado natural de los bulbos crecen en la superficie de la tierra y las raíces se extienden horizontalmente.



2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin