--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Monadenium arborescens

Otros nombres: Euphorbia neoarborescens

Nombre común: Monadenium - Monadenio


Se trata de un género de plantas suculentas que encuentran su centro de distribución en países africanos como Somalia, Etiopía y Kenia, pero en su gran mayoría proceden de Tanzania.

Están vinculadas con el considerable conjunto que forman la familia de las Euphorbiaceae.

Aunque en general su hábitat natural es seco y caluroso no tolera los climas extremos, principalmente el frío, ya que en esa circunstancia la planta puede llegar a morir, aun con heladas pasajeras.

En regiones de clima cálido puede permanecer en el exterior todo el año, si bien con cierto abrigo ante la lluvia y frío. Una terraza o balcón soleado es el lugar oportuno ya que cuenta con un buen amparo para su desarrollo.

Pese a que su desarrollo es lento resulta muy gratificante su cultivo gracias a la facilidad de su cuidado.

La Monadenium arborescens es la que más crece en altura de la especie, en su hábitat natural puede alcanzar los 2 m de alto.

En regiones de temperaturas invernales severas es preferible que se cultive en un contenedor, de forma que cuando amenace frío o lluvias copiosas se pueda llevar la planta a un lugar resguardado.

El tronco a la vez que va aumentando la altura incrementa también su grosor, colmándose de pequeñas protuberancias punzantes a modo de espinas de tamaño irregular, estas espinas son de color rojo púrpura.

Produce hojas de condición caduca, de gran tamaño, ovaladas, de textura carnosa, con la nerviación destacada por una coloración más clara y los bordes suavemente ondulados.

Las hojas son de color verde luminoso por el haz y rojizas por el envés cuando son jóvenes.

Las pequeñísimas flores brotan en amplios y densos racimos en el extremo de tallos cubiertos de púas.

Estas púas o pinchos son muy curiosos ya que prácticamente permanecen ocultos mediante una especie de caperuza.

Son de color verde claro, pero apenas se ven, lo más visible es el conjunto protector o brácteas de cada una de las flores, que es al igual que los tallos florales de color rosa púrpura.

La incidencia del sol favorece la intensa coloración que puede variar del rosa al rojo.

La floración se produce en junio, no obstante puede tener otra floración algo más pobre en otoño si el clima es benigno.

Es mejor abonarla una sola vez, al comienzo de la temporada de crecimiento.

Mientras la planta mantenga las hojas o flores el riego ha de ser generoso, sin llegar jamás a encharcar, en invierno hay que deja secar por completo en sustrato antes de volver a regar de nuevo.

En invierno la planta se queda desnuda de hojas y presenta un tronco con las marcas visibles de los tallos caídos y pinchos muy cortos de color rojizo.

Posee unas raíces tuberosas susceptibles a la acumulación de agua en el sustrato; un incorrecto riego por exceso, acabará por pudrir todo el conjunto de raíces.

Se multiplicar por esquejes que deben debe dejarse secar durante unos días, para que formen callo antes de plantarlos en un sustrato para plantas suculentas.

Suelen tardar en enraizar entorno a unas 8 semanas.

Hay que prestar mucha precaución a la hora de manejarla ya que puede causar irritación en la piel, hay que tener en cuenta que todas las partes de la planta son venenosas si se ingieren.




3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin