Fichas de plantas (no cactus)
               

17.4.11

Hibiscus moscheutos

Nombre común: Hibiscus moschetos

Los Hibiscus son plantas que disfrutan de numerosas variedades, como el magnífico H. moscheutos, pertenecen la familia de las Malváceas. Género de arbustos caducifolios o perennes, rústicos, resistentes, pero muy sensibles a las bajas temperaturas.
Los Hibiscus o Hibiscos son plantas que proceden de Asia tropical, pero el H. moscheutos es natural de una amplia zona del este y sur de Estados Unidos. Prospera con un proceder rápido, formando una mata espesa de vistosas flores.

Desde hace un tiempo, esta variedad de Hibisco se encuentra entre las más cultivadas en los jardines de climas suaves, gracias a su extraordinaria floración.

Se desarrolla de forma destacada en jardines húmedos, pero esta cualidad la presenta incluso en lugares secos. Es común utilizarla como si se tratara de una planta anual.

Produce numerosos tallos erectos y robustos, muy extendidos, alcanzando una talla bastante moderada, llegando a casi el metro de altura, ocasionalmente puede sobrepasarlo.

Las hojas miden de 4 a 7 cm, son irregularmente dentadas, con pelos estrellados en el envés y una textura sedosa. Esta variedad presenta unas enormes flores durante los meses de verano.

Sus flores son similares a las de la Malva real, sorprendiendo su amplia variedad de colores, que van del blanco al rosa, del rojo intenso al violeta o al lila azulado, sin olvidar las flores con pétalos blancos con los márgenes rosa pálido, todas ellas con el centro de color rojo oscuro.
Esta planta agradece una posición soleada, pero sin exponerla a pleno sol en regiones de veranos tórridos, en este caso es preferible ubicarla en un espacio de semi-sombra.

Hay que regarla de forma regular y abundante en periodos de calor, evitando los estancamientos de agua. Si el sustrato sufre de una falta de agua prolongada, ocasionará el deslucimiento de las hojas, incluso la caída de gran parte de ellas.

A partir de marzo y cada dos semanas entre la primavera y el verano hay que alimentarla con un fertilizante líquido estándar que tenga un nivel alto de potasio que ayudará a impulsar su floración.

Resiste en el exterior gran parte del año en zonas cálidas, pero necesita protección para evitar las heladas. Ante inviernos rigurosos.

Si la planta está cultivada en un tiesto, habrá que transportarla hasta un lugar protegido, si se encuentra asentada en suelo, hay que preservarla cubriéndola con un material plástico.

Con temperaturas bajas las hojas amarillean y se caen, para estimular la producción de yemas florales hay que podar las ramas en marzo.

Se debe eliminar las ramas débiles o dañadas. Una bajada de las temperaturas cuando se encuentra en pleno periodo de creación de nuevos brotes, puede hacer que éstos que se caigan antes de abrirse.

Produce unos frutos que son unas cápsulas de color pardo cubierta por pelos amarillentos. Para su multiplicación se toman esquejes semi-leñosos en primavera y se dejan enraizar en un lugar adecuado, con un elevado nivel de luz, humedad y que sea cálido.





En esta imagen se puede apreciar la diferencia de tamaño que existe entre el Hibiscus moscheutos (de mayor envergadura) y el Hibiscus rosa-sinensis.








2 comentarios:

Elvira dijo...

¡Pues sí que es enorme, caramba! Y tan bonito como los otros.

Un beso

Carmen Pereira dijo...

Hola Elvira. Las flores abiertas tienen el tamaño de un plato de postre (para que te hagas una idea). Flores grandes y preciosas!!

Un beso guapa!



© 2013  plantasyflores@hotmail.es /  PageRank4  Perfil del autor  /  AVISO LEGAL  /  Enlaces  /  Contacto





                                 
Blog Widget by LinkWithin