--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Tulbaghia violacea

Nombre común: Tulbagia
El género comprende alrededor de una veintena de especies repartida por diferentes áreas de Sudáfrica, donde crece principalmente en zonas de monte rocoso, sin exceder de los 60cm de altura. Es una parte integrante de la familia de las Alliaceae.


Esta planta bulbosa se manifiesta con un carácter perenne en climas cálidos, se extenderá poco a poco mediante sus rizomas si se le deja terreno para ello. Actúa como una buena planta para zonas costeras, soporta de manera aceptable las atmósferas marinas.

Es una planta de rápido crecimiento, excelente para adaptarse sin dificultad a zonas templadas de todo el mundo, que no sufran de heladas tenaces en invierno.

Nos encontramos ante una planta claramente decorativa, que resulta perfecta para desarrollarse en suelos de jardín formando macizos compactos, así como evolucionar de modo muy vistoso en grandes contenedores. Es idónea para vestir las orillas de caminos de paso en grandes zonas ajardinadas.

Pese a que tiene determinada capacidad para resistir sequías en periodo de floración, ésta se resentirán y surgirá de forma pobre.

Es preferible que se mantenga con una adecuada humedad mediante riegos regulares, más abundante en periodos de excesivo calor, reduciendo el riego durante el período de descanso de invierno, limitándose sólo a lo justo para mantener el cepellón moderadamente húmedo.

Para que crezca con un desarrollo acertado, es preferible que se le disponga en zonas del jardín que estén suficientemente soleadas y protegidas del fuerte viento; tolera la sombra parcial.


Aunque la Tulbagia crece bien en la sombra, le será complicado florecer con riqueza ya que para hacerlo le es imprescindible recibir una buena cantidad de sol.

Las hojas son largas y estrechas, acintadas, de color verde vivo; cuando se tocan o se quiebran emanan un fuerte aroma semejante al olor de los ajos. Esta cualidad es utilizada por los nativos de su lugar de origen para mantener alejadas a pequeñas alimañas.


Partes de la planta se utiliza para usos medicinales por sus propiedades antibacterianas.

Las flores están agrupadas en umbelas de hasta veinte flores, son tubulares, con seis pétalos formando una estrella, se encuentran en color violeta, malva o blanco. La floración asoma por encima del follaje.

 
Posee un amplio periodo de floración: desde el comienzo del verano hasta finales de otoño. Durante el día las flores desprenden un cierto aroma que es más acusado durante la noche.

Es interesante tener en cuenta a la hora de decidirse a cultivar la Tulbagia que goza de una sobresaliente resistencia al ataque de plagas, sin embargo, hay que tener un elemental cuidado con los caracoles y babosas en periodos largos de humedad.

Tolera heladas moderadas. En regiones de inviernos muy fríos es aconsejable proteger la mata mediante un acolchado.

Se propaga por medio de la plantación de bulbos en primavera, a una distancia de unos 20 cm de distancia y a poca profundidad. Asimismo se multiplica también a través de la división de la planta.

En algunas culturas los bulbos y las hojas son utilizados como alimento sustituyendo las propiedades del ajo.


3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin