--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Columnea hirta

Sinonimia: Columnea microphylla

Nombre común: Columnea

El género comprende plantas semileñosas, a menudo epífitas como sucede con esta especie.

Los tallos suelen ser flexibles y crecen erguidos en un principio, cayendo grácilmente con el tiempo, en forma de cascada.

Pertenece a la familia Gesneriáceas y su hábitat se encuentra principalmente en zonas tropicales de América Central y algunas regiones de América del Sur.

Se presenta como una excelente planta de largos tallos colgantes, muy apropiada para interior.
br>Consigue un volumen muy armonioso y atractivo cuando se la acomodada en un soporte colgante.

Conviene buscarle una correcta ubicación para no equivocarse en su cultivo, sino, comenzará a perder sus hojas motivado por un emplazamiento inadecuado.

Las hojas son ligeramente carnosas, nacen opuestas, son pequeñas, largas y estrechas y en ocasiones ovaladas o aterciopeladas.

Las flores surgen en las axilas foliares, se asemejan a las de Aechinanthus, pero el cáliz es mucho más corto y la corola tubular tiene lóbulos mucho más pronunciados en su extremidad, el lóbulo superior es algo cóncavo, mientras que el inferior suele ser largo y estrecho.

En las diversas especies, los colores varían del rojo al amarillo fuerte, pero las plantas que se encuentran a la venta generalmente corresponden a nuevos híbridos que disfrutan de flores anaranjadas o rojas con la garganta anaranjada.

Necesita de una humedad ambiental bastante elevada, sobre todo en condiciones calurosas, aumentando las pulverizaciones de agua en toda la planta, a medida que aumenta el calor.

Los riegos del sustrato han de ser frecuentes en verano y bastante más escasos en invierno. Hay que resguardarla de las bajas temperaturas, mejor situarla en un emplazamiento de interior.

Tras la floración la Columnea necesita de un periodo de reposo, este descanso coincide con el periodo invernal.

Con este descanso la planta producirá una generosa cantidad de flores en la temporada siguiente.

Para obtener una floración abundante, necesita de una luz que ha de ser intensa pero difusa, fuera de la luz solar directa.

La temperatura invernal mínima que admite es de 12ºC, pero tolera temperaturas algo inferiores si se la mantiene seca.

Es fácil propagar la Columnea mediante esquejes mantenidos bajo una cubierta de plástico, la temperatura ideal se encuentra en unos 21 ºC.

Hay que ventilar el receptáculo con frecuencia y eliminar la condensación que pueda producir, ya que un exceso de humedad perjudica a las nuevas plantitas.

Si la atmósfera es suficientemente húmeda es mejor no cubrir las plantas.

Se pueden tomar esquejes en cualquier época del año, siempre que existan las condiciones de calor y luz adecuadas.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin