--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Los niños y las plantas




Todo el mundo en su niñez ha sembrado alguna judía o cualquier otra legumbre sobre un algodón empapado en agua.

Para los niños es algo fascinante, casi mágico, ver como la semilla comienza a germinar y verla crecer día a día.

Este puede ser un método muy económico, fácil y sobre todo sencillo, para que los más pequeños de la casa comiencen a conocer el prodigio del crecimiento de una planta.

Es importante que sepan que los árboles, plantas o flores que generalmente nos rodean necesitan de unos cuidados frecuentes de nuestra parte para que crezcan sanos.

Deben saber que estos elementos de la naturaleza nos son imprescindibles para la vida, que son los responsables de la presencia del oxigeno y que ellos son los encargados de limpiar y purificar el aire que respiramos.

Es posible obtener plantas tropicales recolectando los huesos del aguacate, papaya, chirimoya, dátil, níspero, maracuyá, o el mango; los huesos de frutas tropicales son perfectas y crecen con rapidez.

El boniato y la patata pueden cultivarse incluso sin tierra, colocando el tubérculo en un recipiente con agua para que emitan raíces.

Si se planta el tubérculo en una maceta, se coloca la mitad más estrecha enterrada y la otra mitad al aire, en un par de semanas tendrá yemas y hojas.

Todas las semillas contenidas en los frutos pueden germinar y convertirse en plantas, como los cítricos (pomelo, naranja, limón, mandarina…

La semilla que arraiga y germina con mayor facilidad es la del cacahuete y produce una planta muy vistosa. Se plantan sin sacarlos de la cáscara, por supuesto sin tostar.

Un regalo muy adecuado para los pequeños que seguro les encantará y les acercará al mundo de las plantas, son estas figuras tan graciosas que traen todo lo necesario para cultivar una plantita, desde las semillas hasta el sustrato en un contenedor muy apropiado para los niños.

Se puede comprar en internet o en tiendas de artículos curiosos o novedosos.

Cualquier tipo de planta puede servir para iniciarlos, pero conviene que sea de fácil mantenimiento para no frustrar al niño/a o que se pueda sentir mal por no haber podido cuidar su planta.

Tampoco se les debe permitir que cuiden cactus porque las púas de los mismos les puede dañar. El único elemento que necesita y que le debemos proporcionar es un difusor de agua para regar su plantita.

Algunos esquejes tiernos que enraízan con facilidad en agua son asimismo adecuados para este fin.

Hay que dejar el esqueje en agua, pero en un recipiente de cristal para que puedan constatar por ellos mismos el crecimiento diario de las raíces.

Una vez que estén bien enraizados les tendremos que enseñar a plantarlos en una maceta y les daremos los consejos oportunos para que puedan cuidarlos.

Estos son las más fáciles: Cóleo, Planta del dinero, Cintas, Pothos, Tradescantia.

Una de las mejores opciones que les resultará perfecta es el cultivo de plantas aromáticas; son resistentes y muy apropiadas si se dispone de un lugar soleado donde colocarlas.

Sin lugar a dudas, a los niños les fascinará descubrir que esas plantas las utilizamos también para condimentar los alimentos.



La Fotosíntesis


1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin