Plantas bulbosas
Clasificación plantas
Plantas suculentas
Lista de entradas
Plagas comunes


Fichas de plantas (no cactus)
               


9.1.10

Cuidados de las Begonias



En general todas las especies de Begonias incluidos los innumerables, tienen una belleza que pocos géneros de plantas pueden superar.

Tienen fama de ser plantas bastante delicadas, pero eso está lejos de ser totalmente verdad, sólo es cuestión de tener en cuenta ciertas recomendaciones en sus cuidados.

Podría decirse que en lo único que estas plantas son realmente exigentes es en la necesidad de tener un elevado grado de humedad en su entorno.

No se pueden definir estrictamente como plantas de interior, pero si les proporciona unas condiciones nada difíciles de cumplir, tendremos unos magníficos ejemplares durante mucho tiempo.

En las zonas de temperaturas más frías, las Begonias son muy populares como plantas de interior. En climas benignos, sin embargo, forman preciosas manchas de color en los jardines.

La belleza de muchas variedades de Begonias se encuentra principalmente en las hojas, en ellas encierra todo su atractivo y exuberancia ya que las flores son demasiado pequeñas y no tienen el mismo interés decorativo.

La mayoría de las especies se propagan fácilmente por división o esquejes de tallo y hoja, o incluso fragmentos de una hoja.

Siguiendo unas pequeñas normas de cultivo será muy sencillo hacerse con un buen número de Begonias sobre todo de las que se propagan por medio de esquejes.

Muchas de las especies crecen y florecen durante todo el año, aunque las tuberosas normalmente tienen una parada de descanso durante el cual los tubérculos se pueden sacar y guardar en un lugar fresco y seco.


Atenciones especiales:
  • Necesitan un lugar muy luminoso, sobre todo los ejemplares de flor, algo de sol puede ser beneficioso en algunas variedades, pero que nunca sea intenso.
  • Una luz filtrada es la ideal. Situarlas en un ambiente lo más húmedo posible y en situaciones bien ventilado.
  •   Siempre mantenerlas alejadas de las corrientes de aire.
  • En lo posible no mojar sus hojas, si el agua queda retenida sobre ellas les produce manchas y podredumbre.
  • Al regar las Begonias hay que hacerlo desde la base de la maceta, con ayuda de un platillo o cuenco que luego se retira.
  • Utilizar siempre agua ligeramente atemperada y libre de cal. Cuando estén habituadas a un emplazamiento no cambiarlas de lugar, (esto es válido para todas las plantas).
  • En primavera y verano se abonan quincenalmente con un fertilizante equilibrado diluido en agua.
  • La dosificación es preferible que se quede algo escasa a sobrepasarla.
  • Hay dos puntos que se deben evitar a toda costa: que el agua se estanque en el terreno y que el cepellón llegue a secarse por completo.


Begonias

Begonia rex


30 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin