Stephanotis floribunda


Nombre común: Jazmín de Madagascar - Estefanotis


Se trata de una planta que pertenece a la familia de las Asclepiadáceas, que procede de las zonas montañosas de Madagascar.

Este género está formado completamente por plantas trepadoras, de hojas perennes, opuestas, brillantes y coriáceas de 8 a 10 cm de largo, elípticas y de color verde intenso que con el tiempo se vuelve más oscuro.

La variedad Stephanotis floribunda 'Variegata' de hojas mezcladas de color crema y verde oscuro son particularmente vistosas, con un doble valor ornamental que le otorga el atractivo follaje y su perfumada floración.

Los tallos leñosos de esta trepadora pueden llegar a medir varios metros de largo cultivada en maceta, en plena tierra alcanzan los 5 m sin problema.

Son resistentes y flexibles y están muy ramificados, para poder trepar necesitan el apoyo de un arco, una pared, un enrejado, o cualquier otra estructura firme.

Otra opción es colocarla en una maceta colgante y dejar que los tallos cuelguen libremente.

Desde mayo hasta septiembre (en climas templados durante más tiempo), produce una floración que se presenta en racimos colmados.

Las flores poseen una textura cerosa, con la corola en forma de embudo, que se abren en cinco lóbulos en color blanco puro.

Desprenden una fuerte fragancia tremendamente agradable y dulce que es perceptible a varios metros de distancia.

El riego debe ser frecuente durante el periodo de crecimiento, pulverizando el follaje a menudo para ofrecerle una atmósfera húmeda, usar agua blanda y procurar no mojar las flores.

Desde mediados de la primavera se abona cada tres semanas con un fertilizante para plantas de flor.

Puede desarrollarse de manera excelente en interior si se le ofrece unas condiciones determinadas: un lugar muy luminoso, incluso con un poco de sol de la mañana (en invierno si le puede dar de manera directa), temperaturas muy cálidas, una humedad notablemente alta y buena ventilación.

Las hojas pueden amarillear si se riega con agua muy dura o le falta luz. Reacciona mal cuando se la cambia de lugar y responde con la caída de las hojas.

Es muy importante recordar que el Jazmín de Madagascar cuando está en fase de floración no se le debe cambiar de lugar ni tampoco girarla, (esto es válido para la mayoría de plantas en flor), un cambio le puede hacer perder las flores.

Un periodo de sequía y de frío en invierno es imprescindible para que la planta pueda desarrollar una intensa floración.

Este punto es importante, ya que en caso contrario puede que la floración sea escasa o nula.

Los tallos demasiado largos se pueden podar después de la floración para que adopte un porte más compacto.

Para su propagación se toman esquejes semileñosos que se insertan en una mezcla de arena y turba que se mantienen a una temperatura de entre 22 a 24ºC.

Esta labor se debe realizar preferiblemente en primavera, con temperaturas estables.




2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin