Fichas de plantas (no cactus)
               

21.11.08

Palmeras de interior

Palmeras - Página 1

La familia de las Palmáceas comprenden más de 3000 especies. La mayoría de ellas de origen tropical o subtropical y de un gran valor ornamental. Una de las especies más demandadas comercialmente para la decoración de jardines o interiores. Las hojas o frondas de las Palmeras son su mayor atractivo y pueden ser palmadas o pinnadas, mientras que sus flores son generalmente pequeñas y poco llamativas. Según su origen, podemos dividirlas en dos grandes grupos.
Palmeras de origen desértico Son típicas de los oasis de los continentes Africano y Asiático, suelen asociarse con el clima seco y caluroso, sin embargo, se han adaptado perfectamente a climas templados, adquiriendo un gran desarrollo en suelos frescos, profundos y ricos en elementos nutritivos, pudiéndose cultivar al aire libre.
Palmeras tropicales y subtropicales Son de más difícil adaptación fuera de su hábitat natural, ya que son plantas que se desarrollan en lugares cálidos, con una luz tamizada que les proporciona la gran masa vegetal de la zona y una humedad relativa alta. Este tipo de Palmeras son de las consideradas de interior para la decoración de interiores, aunque situándolas siempre con abundante luz. Estas son algunas que pertenecen a este grupo.



Areca triandra Areca
 Posee un tronco fuerte y delgado en color verde, con marcados anillos espaciados muy característicos en esta planta.
Necesita riegos constantes y abundantes en periodos de calor pero sin saturar el compost, mucho más moderados en invierno.
Las puntas de las hojas se secan si se sitúa en lugares demasiado calurosos y con falta de humedad ambiental. Mientras la planta es joven no conviene exponerla a pleno sol, el lugar ideal es en semi-sombra. Una vez bien asentada y adulta esta planta necesita estar a pleno sol.
Ver ficha






Caryota mitis -Palmera cola de pez-

Es cultivada por su fácil cultivo y ser muy resistente como planta ornamental de interior, donde su altura no suele superar los 90 cm.
En exterior se desarrolla rápidamente, convirtiéndose en una palmera muy atractiva que llega a alcanzar los 15 m. o más. Las hojas son de color verde oscuro que recuerdan por su forma a la cola de un pez. Produce frutos rojos en grandes racimos colgantes.
La flor la produce cuando la planta tiene varios años, después de florecer el tallo muere.
En interior necesita de un lugar con mucha claridad, incluso algo de sol no demasiado fuerte.
El sustrato debe tener un buen drenaje y mantenerse siempre con algo de humedad.
Ver ficha 




Chamaedorea elegans -Chamadorea-

Pequeña Palmera de fácil mantenimiento, con hojas estrechas de color verde intenso que nacen alrededor del tallo.
Es de crecimiento bastante lento, pero es una de las Palmeras más apreciadas y cultivadas por ser una excelente planta para interior.
Puede alcanzar una altura de hasta casi 2 metros, aunque para ello deberá tener un cultivo óptimo y transcurrir un largo periodo.
Las flores pueden aparecer en cualquier época del año, pero principalmente en verano, aunque no son muy atractivas.
Asemejan bayas amarillentas y aparecen reunidas en unos ramilletes entre las hojas.
En interior necesita una ubicación con luz abundante y de riegos copiosos en verano, humedeciendo las hojas con frecuencia.
Ver ficha




Chamaedorea seifrizii -Palmera bambú-
Excelente Palmera que resultará perfecta para adaptarse a las condiciones de interior, además de quedar muy decorativa en cualquier rincón de nuestra casa.
En general no suele adquirir demasiada altura cuando se cultiva en un contenedor, en este caso llegará a alcanzar alrededor de 1´5m aproximadamente de alto.
En zonas de inviernos con temperaturas moderadas se puede plantar directamente en tierra, donde podrá vivir todo el año en el exterior y conseguirá un tamaño bastante mayor.
Posee tallos con apariencia de bambú, de ahí el nombre con el que se la conoce comúnmente.
Necesita una humedad ambiental elevada para desarrollarse adecuadamente, por ello, en época de calor se debe humedecer toda la planta con mucha frecuencia.
 Ver ficha




Cocos nucifera -Coco-

De cultivo algo difícil en interior, ya que necesita una situación cálida y un ambiente húmedo bastante elevado.
Para que prospere en interior se debe situar en un lugar con mucha luz, mientras la planta es joven es mejor que le de el sol de la mañana ya que es más suave.
Los cocos requieren un clima cálido, sin grandes variaciones de temperatura.
En zonas donde no haya peligro de frío excesivo o heladas, puede situarse en el exterior en semi-sombra, las plantas de Coco adultas es mejor que se ubiquen a pleno sol.

Las hojas amarillean por la falta de humedad y expone a la planta al ataque de plagas. Se debe humedecer las hojas con frecuencia con agua tibia, evitando mojar el coco ya que se pudre con gran facilidad.
Ver ficha



 





No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin