Fichas de plantas (no cactus)
               



¡Feliz Halloween! 

11.2.08

Begonias

Galería de variedades



Se han catalogado más de 1200 especies de Begonias provenientes de las zonas tropicales de Asia, África y América.

Entre los diferentes conjuntos de híbridos y variedades se pueden encontrar tres grupos de cultivo más habituales de los que se conocen comúnmente como Begonias de flor, Begonias de hoja y Begonias arbustivas.

En general las atenciones que requieren todas estas plantas son muy similares. Tanto la humedad ambiental como la del suelo es vital para su buen desarrollo.

El sustrato tiene que permanecer siempre levemente húmedo, nunca encharcado. Las hojas y flores no deben mojarse, especialmente las hojas de la Begonia rex, en este caso, se puede pulverizar la superficie de la tierra con un vaporizador para mantener a su alrededor un ambiente húmedo.

Para limpiar las hojas de la Begonia rex, se debe utilizar un pincel suave, nunca con agua. El exceso de agua sobre las hojas pueden fomentar enfermedades a las que las Begonias son muy sensibles.

Las puntas secas e las hojas evidencian una falta de humedad en su entorno, conviene situarlas en un lugar más apropiado o aportarles esa falta de humedad poniendo debajo de la maceta una bandeja o plato que contenga guijarros con un poco de agua, pero sin que llegue a tocar la base de la maceta.

La temperatura que las rodea también es importante. Toleran algunas variaciones, pero prefieren vivir entre los 20 y 25ºC durante los periodos activos o de floración, y alrededor de los 15ºC el resto del tiempo.

Las Begonias de flor y las arbustivas toleran bien situaciones de semi-sombra, incluso con algo de sol en las horas del día que éste sea más suave. Las variedades llamadas de hoja como la Begonia rex, necesitan luz abundante, pero siempre tamizada, no emplazarlas nunca donde pueda darles el sol.

Una vez que estas plantas estén emplazadas en el lugar más adecuado para ellas y se han adaptado bien no es bueno cambiarlas.

El riego se ha realizar de forma que el sustrato no permanezca mojado ni que llegue a secarse, se debe utilizar agua blanda (que no contenga cal) y que esté ligeramente templada.

Se tienen que abonar cada 15 días aproximadamente con un abono líquido durante su máximo periodo de floración.


Las Begonias de flor ► aunque sea posible su reproducción por semillas, el método más sencillo y que da muy buenos resultados es el de los esquejes: en primavera se corta un trozo de tallo y se planta en una mezcla de arena y turba. Hay que mantener el suelo cálido y húmedo hasta que enraícen y empiece a brotar las hojitas.

Las Begonias tuberosas ► se reproducen de otra forma: el tubérculo se desentierra a finales del otoño o comienzos del invierno, se limpia bien de tierra y se guarda en un recipiente con arena seca (es importante que esté bien seca, pues en caso contrario lo pudriría) y en un lugar fresco. En primavera los tubérculos más grandes pueden ser cortados y divididos, se plantan en una mezcla constituida por arena y turba a partes iguales.

Las Begonias de hoja ► se multiplican por la división del rizoma, pero un procedimiento muy utilizado es propagarla a partir de sus hojas: se elige una hoja gruesa y sana (conviene recordar que una sola hoja proporcionará numerosas plantitas nuevas). Se le practican unos cortes con un cuchillo muy afilado a lo largo de cada nervio, en el sitio donde se une con otro.

A continuación se coloca la hoja con el envés hacia abajo, apoyado sobre el sustrato húmedo, sujetándola con unas horquillas o piedrecillas, cubriéndola con un plástico transparente.

Las plántulas comenzarán a formarse a partir de cada corte, una vez transcurrido de cinco a seis semanas.


MULTIPLICAR LA BEGONIA REX POR SU HOJA


PRIMER PASO
Practicar unos cortes en las nervaduras de una hoja sana con un cuchillo muy afilado o un cutex.





SEGUNDO PASO
Colocar la hoja plana con el envés apoyado sobre la tierra mojada. Se sujeta con horquillas o unas piedrecitas.



TERCER PASO

Cubrir con un plástico transparente, al que se le practican unos agujeritos para la transpiración. Entre cinco o seis semanas empezarán a aparecer las plántulas.




Galería de variedades