--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pseudodracontium fallax

Nombre común: Seudodracontium - Seudodracontio


Se trata de una planta realmente interesante y decorativa aunque ardua de localizar.

El género se compone de menos de una decena de especies y está incluido dentro de la familia de las Araceae.

Dicho grupo está colmado de extraordinarias plantas de follaje muy ornamental y floraciones análogas, Philodendron, Dieffenbachia, Alocasia, Caladium, Anthurium, etc.

Su lugar de procedencia se localiza en diferentes regiones de Tailandia, Camboya, Vietnam, Laos y Birmania.

El estudio y clasificación botánica del grupo es bastante reciente.

Esta planta y el resto del escaso cúmulo de especies del género son bastante raras de ver fuera de su área natural, limitadas incluso en la mayoría de jardines botánicos y en viveros, so pena que sean muy especializados.

Del tubérculo subterráneo surge uno o varios tallos erguidos, gruesos y fuertes, con la superficie cubierta de manchas verdes oscuras.

Del extremos de los tallos se alzan desde un mismo punto tres ramas con grandes hojas carentes de peciolo.

Las hojas son grandes, ovaladas, verde oscuras y lustrosas, con los bordes algo ondulados, el nervio central acusado, partiendo del mismo hasta la orilla finos trazos acanalados.

Cuando el follaje permanece limpio muestra una resplandeciente apariencia, digna de cualquier planta de presencia cotidiana más acostumbrada.

Es hacia mediados de la primavera cuando asoman las inflorescencias, permaneciendo por un largo periodo en buen estado.

Las inflorescencias forman una espiga carnosa que acoge numerosas flores pequeñas instaladas densamente en una espádice con una gran bráctea o espata de color verdoso que la cubre y protege.

Desde el punto de vista decorativo la floración carece de interés, pero es un signo evidente de la salud y buen desarrollo de la planta.

Cuando la planta brinda de modo espontáneo su floración en unas condiciones fuera de un invernadero, cabe pensar que se encuentra bajo unas propiedades óptimas de cultivo, ya que es muy improbable que lo haga de otra manera.

Procede de zonas que gozan de una clima lluvioso, con temperaturas anuales cálidas, sin apenas alteraciones en los valores, estos son elementos fundamentales para el cultivo de esta planta, algo difícil de conseguir en muchos jardines.

Se desarrolla en humedales de zonas selváticas y pantanosas, lo que da idea de la gran necesidad que tiene de entornos cálidos y húmedos en todo momento.

Los suelos que requiere deben ser fértiles, aportándoles un abonado regular durante toda la temporada de crecimiento, evitando ese cometido durante el invierno, periodo de reposo estacional en el que la planta no produce hojas o lo hace de manera exigua.

La división del rizoma en porciones o fragmentar la mata con hojas y parte del rizoma es lo más adecuado para propagarla.







No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin