--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Ruellia portellae

Nombre común:  Petunia salvaje - Falsa petunia - Reullia

Se trata de una planta de naturaleza perenne y rastrera, a la que le encanta vivir en un ambiente húmedo.

Está vinculada con la familia de las Acanthaceae.

Este género se localiza en zonas cálidas y tropicales de todo el mundo, además de zonas templadas de América del Norte, en el caso de esta especie es oriunda de Brasil.

Aunque en algunas regiones se la conoce frecuentemente con el nombre de Petunia salvaje, no existe ninguna vinculación entre los géneros, perteneciendo a familias botánicas diferentes.

Es probable que esa inexactitud en la analogía, sea debido a la semejanza que guardan las flores de ambas especies.

Forma una mata de baja altura pero amplia y de vistoso follaje muy decorativo. Perfecta para contenedores o para suelos de jardín protegidos del frío y el sol directo.

Las hojas opuestas, están delicadamente cubiertas por una fina pilosidad que le da una textura aterciopelada, son de color verde oscuro, el haz matizado con una raya blanca a lo largo de la nervadura central y laterales hasta casi el borde de la hoja.

El envés está totalmente teñido de color rojo púrpura o morado.

La tonalidad del follaje puede variar notablemente dependiendo de la cantidad de luz que reciba, así las plantas que gocen de una ubicación muy luminosa mostrarán hojas de un intenso color verde y la coloración central más destacada.

Las flores son pequeñas e individuales, disponen de una corola tubular y lóbulos expandidos; son de color rosa, y emergen en la primavera tardía. En ocasiones aparecen en invierno si las condiciones son las adecuadas.

El sol suave del invierno le es muy beneficioso, sin embargo, durante esa estación, no puede estar a la intemperie si no se trata de una región con un clima invernal cálido.

Requiere riegos generosos, de manera que el suelo siempre esté ligeramente húmedo, además de no descuidar la humedad ambiental, tan importante para esta Ruellia.

En el caso que la planta sienta la falta de humedad puede perder flores y follaje, si bien, la saturación del sustrato responde con los mismos indicios y puede favorecer el ataque de algún hongo.

Es propio de este género que las plantas jóvenes tengan un aspecto mucho más atractivo, mientras que las plantas viejas pierden las hojas inferiores y crecen despobladas y sin gracia.

Por esto es recomendable reproducir la planta periódicamente, para obtener plantas jóvenes y atractivas.

Acabado su periodo activo se puede podar si ha perdido vistosidad y regar con menor frecuencia hasta que aparezca el nuevo crecimiento.

Propagarla resulta bien sencillo, se toman esquejes de tallo y se introducen en un compuesto ligero y se mantienen en un lugar cálido.

Cualquier momento del año es bueno para reproducirla, pero es mejor hacerlo en primavera o al principios del verano.

Ruellia brittoniana




No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin