--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Dicentra formosa

Sinonimia: Lamprocapnos formosa

Nombre común:  Corazón de la Virgen - Corazón sangrante - Dicentra

Esta hermosa planta de jardín es indispensable en la formación de macizos florales o como planta principal aislada.

Se trata de una planta herbácea, rizomatosa, originaria de Asia y Norte de América, donde crece en bosques húmedos y a lo largo de las riberas de los ríos.

Pertenece a la familia formada por las Papaveraceae, con anterioridad alojada en las Fumariaceae.

Aunque prefiere una posición umbrosa, en el caso de regiones de temperaturas moderadas se puede emplazar en situaciones soleadas con toda tranquilidad.

Esta especies es algo menor que la Dicentra spectabilis (Lamprocapnos spectabilis), su altura oscila entre los 30 y 50 cm, también es más resistente que la anterior.

A su fascinante follaje de aspecto delicado, hay que sumar la particular belleza de sus elegantes brotes florales que se muestran a modo de racimos de pequeños corazones alargados y colgantes de color rosa, púrpura, rojo o blanco.

Cada mata produce abundantes tallos con un considerable de número de flores sobresaliendo por encima del follaje.

El dilatado periodo de floración comienza a principios de junio y prosigue hasta septiembre.

Si se la deja evolucionar libremente será capaz de cubrir una buena zona, de tal modo, que se la puede emplear para realizar divisiones bajas entre caminos de paso del jardín o bien para cubrir arriates.

Puede crecer en un contenedor, pero en este caso no lucirá tan espléndida y exuberante como lo haría en el suelo.

El follaje semejante al de un helecho está finamente dividido y es de color verde ligeramente grisáceo.

Cuando se la ubica en una zona sombreada del jardín y se le ofrece un terreno húmedo, la planta se siente a gusto y muestra durante mucho tiempo un aspecto lozano y una la floración abundante y reincidente.

La planta convenientemente abonada permanece compacta y se cubre de tal modo de flores que será un punto grato y llamativo cual sea el lugar que se la cultive.

Necesita de mucha humedad en sus raíces, por lo que los riegos deben ser regulares. Aunque hay que mantener el suelo húmedo no le conviene que estén empapados, dado que eso puede causar la pudrición de las raíces.

Produce unas cápsulas alargadas que encierran pequeñas semillas negras.

Si no se desea acopiar las semillas es preferible no dejar que la flor llegue a esta fase, en el proceso la planta emplea mucha energía y es mejor evitarle semejante esfuerzo.

La propagación mediante la división de la mata ofrece unos óptimos resultados, pero también se puede tomar las semillas y plantarlas al final del invierno.







No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin