--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Echium wildpretii

Nombre común: Tajinaste rojo - Torre de joyas

El Echium es una planta protegida, endémica y peculiar del ecosistema de alguna de las islas que conforman el archipiélago canario.

Es muy resistente y se desarrolla a gran altura y en espacios muy determinados.

Forma parte de la familia de las Boraginaceae.

Donde radica la principal singularidad de esta planta es bien evidente, se trata del tamaño imponente de la inflorescencia, que abarca toda la extensión del tallo.

Es una pena su poca durabilidad, estará pujante únicamente durante dos años: en el primero, la planta se encarga de presentar únicamente el follaje y en el segundo su extraordinaria floración, luego, la planta muere.

No es una planta delicada, pero sí tiene unas necesidades muy concretas que no la hace apropiada para algunos terrenos y climatologías.

La planta lo forma un tallo único, erguido y muy grueso, que se colma de cientos de pequeñas flores muy agrupadas, de color rojo coralino y largos filamentos.

El periodo de floración abarca una fase amplia, lo hace desde la primavera hasta el verano.

El follaje de naturaleza permanente van formando una densa roseta a modo de enorme cono de hasta 3 m de altura.

Las hojas son estrechas, de unos 30 cm de largo, color verdoso azulado, con una vena central amarillenta, mucho más largas y condensadas en la base que en ápice.

Las hojas presentan numerosos pelillos blanquecinos que les da un aspecto grisáceo plateado.

Soporta la sequía de la misma manera que lo hace una cactácea, hasta límites asombrosos, también es capaz de resistir el frío, pero no las heladas tenaces.

Es bien conocida la afamada miel que producen las abejas que se alimentan de sus flores, de tal modo que goza incluso de su denominación propia.

El hábito de las flores de cambiar de color es algo propio de este grupo, en el caso de este Echium se modifica del rojo violáceo del inicio al azul púrpura posterior.

Para su cultivo fuera de su medio propio, conviene alcanzar un ambiente lo más parecido posible al suyo natural.

Esto significa terrenos pobres y secos, situaciones muy soleadas y olvidarse de regar o abonar.

La propagación se lleva a cabo mediante las semillas que hay que tomar de la planta, se siembran en un suelo arenoso y levemente húmedo.



Echium decaisnei      Echium fastuosum


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin