--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Asarina procumbens



Nombre común: Boca de dragón - Asarina

Es la típica planta de rocalla o de pequeño jardín informal, que apenas dará trabajo y recompensará enormemente cultivarla.

La peculiar forma de las flores es el motivo por el que se denomina 'Boca de dragón'.

Su naturaleza es perenne y si bien soporta sin problema el frío moderado, puede tratarse como anual en regiones de inviernos gélidos.

Pertenece a la familia de las Plantaginaceae, compuesta principalmente por especies de tamaño comedido y propias de regiones frías.

Crecerá muy pegada a la roca y los tallos se irán introduciendo en las hendiduras que encuentren a su paso, esto ofrece a la mata cierto abrigo ante el frío excesivo.

Tanto si se encuentra en una rocalla como en jardinera o maceta, la ubicación que precisa se encuentra entre el pleno sol de incidencia moderada o la sombra parcial.

Al organizar una matita de escaso volumen será perfecta para acomodarla en una jardinera, en poco tiempo rebasará el borde del contenedor dejando suspendidos los tallos, adquiriendo un aspecto atractivo.

Las hojas redondeadas o arriñonadas de perfil irregular poseen las orillas aserradas, color verde apagado, con la superficie cubierta de finos pelillos blancos y cortos, con un tacto poco agradable y pegajoso.

En cuanto a sus originales flores aparecen de modo solitario, son de color amarillo muy pálido, el mismo color pero mucho más intenso decora la garganta, junto con un fino veteado interno y externo de color púrpura.

Su floración comienza antes de que concluya la primavera y, asombrará el dilatado ciclo que posee ya que lo hará a lo largo de todo el verano.

Regar de manera que el suelo no llegue a secarse del todo ni tampoco se encuentre mucho tiempo empapado.

Tiene una buena capacidad para auto-reproducirse, por lo que no hay que preocuparse si se desea que ampliar la extensión de la planta.

En principio no necesita una poda propiamente dicha, si bien es obligado eliminar todas las hojas secas que se pueden acumular y ser la causa de la propagación de alguna plaga.

En el caso de querer originar nuevos ejemplares, sólo hay que hacerse con las semillas y plantarlas en cualquier momento del año, pero será más eficaz si se realiza recién finalizado el invierno.

Las semillas hay que cubrirlas solamente con una fina capa de sustrato de base arenosa.

Asarina erubescens






1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin