--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Arum italicum

Sinonimia: Arum maculatum - Arum majoricense

Nombre común: Arum italiano - Flor de primavera - Aro - Candela - Cala montesina

Esta pequeña herbácea tuberosa pertenece a la familia de las Araceae y es propia de riberas, zonas boscosas y lugares arbolados húmedos y frescos.

Procede de Europa ocupando buena parte del Mediterráneo donde crece de manera natural y como bien apunta su apelativo, es en Italia donde está más presente.

En muchas zonas los lugareños la emplean desde antiguo gracias a sus propiedades medicinales, si bien, es muy importante conocer su uso y consumo.

Tanto el cultivo y mantenimiento del Arum no representa ninguna contratiempo, sólo es preciso colocarla a la sombra en un entorno húmedo y fresco.

No supera los 50 cm de altura, los peciolos (no siempre capaces de sostener la hoja, se abaten) están rematados por grandes hojas pronunciadamente sagitadas o en forma de lanza.

Son de color verde intenso, cubiertas por grandes venas de color amarillo verdoso, que las hace muy decorativas.

La coloración o intensidad de las hojas, así como las líneas que las delimita puede ser muy variable, pero es algo normal en la especie.

La floración ocurre hacia finales de la primavera, y guarda la forma y apariencia tan característica de la familia Araceae.

Las flores propiamente dicho son tremendamente diminutas y se ordenan en la base del espádice de color amarillento con trazos púrpura que están cubiertos por una espata blanca cremosa.

Es bastante frecuente que el follaje crezca de manera densa y camufle la floración, que por lo general es más baja y puede pasar desapercibida si no se está vigilante.

La planta tiene una naturaleza perenne, pero pierde su follaje antes de que aparezcan los frutos, aunque sí persiste durante esa etapa lo perderá con la llegada del frío.

Necesita suelos fértiles dado que evoluciona con rapidez, pasando en una breve temporada por las diferentes fases que desgasta sus energías.

Un aporte de fertilizante al suelo antes de que comience el ciclo es una buena idea, o bien añadirlo al agua de riego quincenalmente durante la temporada.

Finalizada la fase de floración a la mata apenas le quedará hojas, pero aparecerán unas bayas globosas de llamativo color rojo anaranjado brillante, agrupadas de manera apretada en la cima del tallo.

Acabado su ciclo temporal es un buen momento para hacerse con nuevos ejemplares de cara a la temporada siguiente.

Para ello hay que dividir los tubérculos en fragmentos y plantarlos separadamente en tiestos individuales o directamente sobre un terreno apropiado.

Conviene tener especial cuidado cuando se manipule esta planta dada su condición tóxica, especialmente contiene una mayor toxicidad en las bayas.

Si se han recogido las semillas pueden sembrarse en otoño, por lo general responden bien y producen plantas sin dificultad.







No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin